28 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2009

Oceana pide la intervención de la Unesco ante la "creciente amenaza de mareas negras" en el Parque de Doñana

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Ocenana ha remitido una carta a la Unesco para solicitar su intervención ante la "creciente amenaza de mareas negras" en el Parque Nacional de Doñana, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad, tras los "recientes vertidos" de hidrocarburos registrados en la zona y los proyectos de ampliación de la refinería La Rábida de Cepsa y de la refinería Balboa.

En un comunicado, Oceana alertó sobre los efectos del proyecto de instalación de una nueva boya de descarga de petróleo de la empresa Refinería Balboa frente a Doñana y de la ampliación de la refinería La Rábida de Cepsa, proyecto que ha recibido una "evaluación favorable" del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

El objetivo de la misiva es solicitar la intervención de la Unesco para "frenar el avance de una industria tan perjudicial para este delicado entorno", de forma que la industria petrolífera sea incluida en la "lista de amenazas que pesan sobre el Parque Nacional de Doñana, aún no considerada como tal a pesar de su relevancia".

Según Oceana, "los recientes accidentes originados en la monoboya de descarga de la refinería La Rábida de Cepsa en el último mes y medio deben ser tomados como un aviso de lo que podría suceder tanto a los ecosistemas terrestres y marinos del Parque Nacional como a otros espacios naturales costeros cercanos de España y Portugal".

Esta organización recuerda que la Unesco declaró en 1980 al Parque Nacional de Doñana Reserva de la Biosfera y en 1994 Patrimonio Natural de la Humanidad, por sus excepcionales valores naturales. En su opinión, "el Gobierno español debe reforzar su apoyo a las energías limpias y renovables, como la eólica marina, entre otras, en vez de seguir fomentando el avance de la industria petrolífera, que tanto daño puede causar al medio ambiente costero y marino".

"El entorno de Doñana ya se encuentra muy amenazado por esta actividad como para que se apoye e incremente aún más su presencia en la zona", lamentó el director ejecutivo de Oceana en España, Xavier Pastor, que apostó por el desarrollo sostenible mediante el impulso al sector eólico offshore, siempre y cuando se desarrolle de forma controlada y cada uno de los proyectos autorizados supere los respectivos estudios de impacto ambiental.