22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    La oposición de Alcalá pedirá en el pleno el cese del edil multado por conducir bajo los efectos del alcohol

    PP y PA aprovecharán la sección de ruegos y preguntas para reclamar a Gutiérrez Limones que cese a García Torres

    ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los concejales de PP y PA del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) reclamarán en el próximo pleno, fijado para el 30 de junio, la destitución del concejal de Gobernación, Servicio de Inspección Municipal y Tráfico, Manuel García Torres (PSOE), tras haber sido multado al dar positivo en un control de alcoholemia que le fue practicado durante la feria de la ciudad.

    El portavoz municipal del PP, Javier Jiménez, dijo a Europa Press que su grupo aprovechará el pleno convocado para el próximo día 30 de junio para reclamar, en la sección de ruegos y preguntas, que el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), "destituya a Manuel García Torres, porque está visto que él no quiere dimitir". "Acaso el alcalde le está amparando", advirtió en cuanto a la polémica suscitada por la multa impuesta por la Guardia Civil a García Torres al haber sido sorprendido al volante bajo los efectos del alcohol.

    Los hechos, según Javier Jiménez, constituyen "una falta administrativa muy grave", por lo que es "inaceptable" que el concejal de Gobernación, Servicio de Inspección Municipal y Tráfico conserve sus poderes públicos, advirtiendo así del ejemplo dado a la ciudadanía. "Es un inepto", zanjó el portavoz municipal del PP asegurando que su grupo reclamará a Gutiérrez Limones en el pleno que cese a este concejal socialista.

    El portavoz municipal del PA, Francisco de Asís Rubio, señaló de su lado a Europa Press que, al igual que el PP, reclamará durante la sección de ruegos y preguntas del próximo pleno que el propio alcalde "destituya" a García Torres, pidiendo también la entrega de su acta de concejal porque los hechos "no constituyen una simple tormenta pasajera", toda vez que el PA ya había advertido de la demostración de "ética profesional y personal" protagonizada por Manuel García Torres al haber dado un resultado positivo en una prueba de alcoholemia precisamente durante la celebración de la feria de Alcalá de Guadaíra.

    El Gobierno municipal, de su lado, ha alegado que el concejal ha abonado "como cualquier vecino de Alcalá" la sanción administrativa impuesta por la Guardia Civil y "ha asumido su responsabilidad y ha cumplido con los requisitos que le marca la Ley", señalando que su intención es seguir trabajando por la ciudad.

    En concreto, la prueba de alcoholemia a la que fue sometido García Torres el pasado 7 de junio reflejaba un índice de 0,51 grados de alcohol en sangre en su primera comprobación analítica y 0,47 grados en la segunda, resultado que le ha costado una multa de 600 euros y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.