3 de marzo de 2021
25 de julio de 2014

El PA lamenta que Zoido apruebe una ordenanza reguladora de ruido "sin contar con gran parte de los afectados"

El PA lamenta que Zoido apruebe una ordenanza reguladora de ruido "sin contar con gran parte de los afectados"
EUROPA PRESS

SEVILLA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La candidata andalucista a la Alcaldía de Sevilla, Pilar Távora, ha lamentado este viernes que el gobierno local hispalense haya aprobado una ordenanza contra la contaminación acústica "sin contar con gran parte de los afectados", poniendo como ejemplo los siete tomos de alegaciones provenientes de Policía Local, técnicos de Medio Ambiente, ecologistas, hosteleros y vecinos, "lo que ilustra la falta de consenso de una norma en la que los acuerdos son fundamentales porque hablamos de regular la convivencia en la ciudad".

Según ha informado el PA en un comunicado, para la candidata andalucista a la Alcaldía "Zoido está haciendo un uso perverso de la mayoría absoluta desoyendo a la ciudadanía, algo que por suerte los sevillanos se lo harán pagar muy caro en las próximas elecciones".

Así, para Pilar Távora, quien ha mostrado su apoyo a los vecinos que han sido desalojados del pleno municipal esta mañana tras procederse a la aprobación de una ordenanza, considera que "con esta norma dictada por la mayoría absoluta, el PP condena a los vecinos a más ruido nocturno".

Távora, que conoce de primera mano las demandas de la 'Plataforma por Derecho al Descanso', pues no en vano Dolores Dávila la encabeza y además forma parte del PA, ha asegurado que "los vecinos están en contra de esta normativa" añadiendo que "la propia 'Plataforma por el Derecho al Descanso' ha desmentido el argumentario del gobierno local en favor de una norma como esta sobre la que se ha generado mucho ruido pero pocos acuerdos".

De los elementos que más distorsionan, la candidata del PA ha recordado que no se contempla el velador como emisor de ruido. Tampoco regula la nueva norma municipal las aglomeraciones ante las puertas de locales de ocio. Asimismo, Távora ha considerado llamativo "que la cifra de ruido máximo permitido en una vivienda sea la misma que en un bar: 90 decibelios".

Por esta falta de consenso y de acuerdo entre los implicados, Pilar Távora ha pedido "la retirada de la ordenanza hasta llegar a un verdadero consenso" al tiempo que se ha comprometido a defender su modificación en cuanto los andalucistas regresemos el próximo año al Ayuntamiento de Sevilla".