5 de marzo de 2021
24 de septiembre de 2014

El PA rechaza el "desmantelamiento" del antiguo hospital militar y pide a la Junta revisar la decisión

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario provincial del Partido Andalucista en Sevila, Manuel Visglerio, ha mostrado su rechazo al proceso de desmantelamiento del hospital Militar de Sevilla, el Vigil de Quiñones, "toda vez que su cesión suponía dar cumplimiento a un acuerdo que pretendía ponerlo al servicio de los sevillanos, y no condenarlo al olvido".

Visglerio, quien rechaza la decisión de la Junta de trasladar el equipamiento sanitario del Vigil de Quiñones a otro hospital, reconoce compartir con la consejera "el sinsentido de tener cerrado un hospital en un área hospitalaria desbordada como es la de Sevilla y mucho menos desvestir a un santo, para vestir a otro". Así, Visglerio ha recomendado a la consejera a que "revise seriamente la política de inversiones de su consejería, porque en Sevilla lo que está haciendo directamente es desmantelar la sanidad pública como muestra el Vigil de Quiñones".

El líder de los andalucistas sevillanos ha dado a conocer también que en el pleno de la Diputación de Sevilla que se celebrará este jueves, el Partido Andalucista defenderá una moción, que ya registró la pasada semana, en la que se insta a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a incluir en los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2015 las cantidades económicas suficientes que permitan acometer las obras de reforma y rehabilitación para abrir el antiguo Hospital Vigil de Quiñones.

La propuesta del PA explica que hace ya más de diez años del convenio entre el Ministerio de Defensa y la Junta de Andalucía por el que se acordó la cesión del edificio y desde entonces, las obras de reforma y rehabilitación no han contado con la dotación presupuestaria necesaria por parte de la Consejería de Salud. "Por tanto, la Junta no ha garantizado la apertura de unas instalaciones que contribuirían a mejorar las prestaciones sanitarias, ni con crisis, ni sin ella, y con la salida del material sanitario del centro está certificando su abandono, a lo que los andalucistas nos negamos de lleno".

Asimismo Visglerio ha recordado que la apertura del centro "fue anunciada inicialmente para 2012, se paso a una segunda fecha en 2013 y lo cierto es que finalizando 2014, vemos como la Junta está desmontando el Hospital, anunciando además que no tiene interés alguno en terminarlo", asegura Visglerio.

Para Manuel Visglerio, "es ilógico que la Junta esté desmontando el Militar mientras seguimos con urgencias saturadas, listas de espera y masificación en los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Virgen de Valme. Parece que los consejeros de PSOE e IU no deben ser usuarios habituales de los saturados hospitales públicos sevillanos, porque de ser así, no permitirían la errónea decisión que la consejería está ejecutando de espaldas a los sevillanos".

Como recoge la moción del Partido Andalucista, la reforma en cuestión contemplaba 232 habitaciones para hospitalización y otras 36 en un hospital de día, además de diez quirófanos y salas para la preparación de pacientes, pre anestesia, despertar (10 puestos) y observación (34 camas y 18 sillones). Además, incluía 28 módulos de consultas externas, 18 de explotación y una unidad de salud mental de agudos con 19 habitaciones.

Para leer más