9 de agosto de 2020
6 de agosto de 2009

Padres de centros de educación diferenciada, "dispuestos a llegar a la vía judicial", entregan 5.000 firmas a Educación

SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los padres de los alumnos de los 12 centros concertados que aún imparten en Andalucía educación diferenciada, que se mostraron "dispuestos a agotar todas las vías posibles", llegando, "si hiciera falta", a la judicial ante "la amenaza" por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de cerrar estos centros si no se convierten en mixtos, le han hecho llegar a la Consejería 5.000 firmas en apoyo a este modelo de enseñanza.

La madre de una de las niñas afectadas y portavoz de los padres afectados, Mariló Núñez, señaló que ellos reclaman a la Consejería de Educación que pueda existir esa alternativa educativa, pues como bien quiso reflejar este modelo de enseñanza existe en otros países de la Unión Europea, en Estados Unidos y lo "más sangrante", según señaló, es que exista en otras comunidades autónomas, donde no ha habido problemas para el concierto.

En este sentido, Núñez destacó que la Junta "no puede dejarle sin la opción de la gratuidad, porque tienen derecho a enseñanza gratuita, y que los padres puedan escoger" y resaltó que es una "incongruencia" que unas comunidades si y en Andalucía no.

Todos estos movimientos se producen como consecuencia del anuncio de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de la decisión de no renovar los conciertos durante otros cuatro años a los centros de educación diferenciada, porque desde la Junta se tiene el objetivo de que en Andalucía la "enseñanza mixta" sea una realidad en todos los centros privados concertados.

La Consejería también indicó que con los 12 centros afectados en toda Andalucía se ha concertado sólo por un curso más, el próximo curso 2009/2010, como plazo de transición para que el próximo curso escolaricen conjuntamente a niños y niñas.

Por otro lado, la portavoz recordó que los padres, que cuenta con el apoyo del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, mantuvieron una reunión a finales de julio con la directora general de Planificación de Centros de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, Elena Marín, quien les trasladó que "estos centros discriminan por razón de sexo".

Asimismo, apuntó que Marín le insistió en que los centros nada más tendrán concierto por un año con el compromiso por parte de éstos de la reconversión a educación mixta y explicó que los centros educativos han presentado alegaciones a esa oferta, aunque la directora general ya les adelantó que las respuestas "irían en la misma línea".

Núñez, madre de una niña del Colegio Albaydar de Sevilla, señaló que hay centros que se plantean "en serio" cerrar ante esta "imposición", como es el caso de los dos centros con los que cuenta las Hermanas de la Cruz, uno en Sevilla y otro en la localidad de Carmona.

En la citada reunión, una madre representante de este colegio trasladó a la directora general que esta orden por su constitución interna --orden integrada sólo por mujeres-- están "abocadas a cerrar los colegios", pues no pueden educar a varones. Ante esto, Marín respondió que "si Santa Angela estuviera viva cambiaría las reglas". La portavoz aseguró que "las hermanas cierran sus centro, pues si es por imposición lo tienen clarísimo".