25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 17 de octubre de 2010

    Padres de familia sin recursos se unen al perfil tradicional del 'gorrilla' en zonas como el Prado o Torneo

    SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El actual contexto socioeconómico de crisis ha propiciado que al tradicional perfil de 'aparcacoches' ilegal o 'gorrilla' que desempeña su actividad por zonas muy concretas de Sevilla, como la barriada de Bami, se sume el del padre de familia sin recursos económicos al haberse quedado en el paro, así como el del inmigrante.

    Según han informado a Europa Press fuentes policiales, "se ha notado" el aumento de personas que se alejan del clásico 'aparcacoches' en la indigencia o 'sin techo', generalmente con problemas de adicción, figura que deja paso a "una persona que de repente se queda sin ningún tipo de actividad económica para subsistir".

    Estas personas, muchas de las cuales se quedan fuera de los colectivos de 'vovis' al haberse disparado la cifra de desempleados sin recursos, proceden al auxilio ocasional del aparcamiento, siendo la característica fundamental de este fenómeno el hecho de que lo hagan fuera de las zonas en las que predominan los 'gorrillas' tradicionales, "para evitar meterse en líos".

    De esta manera, se les puede ver en zonas como el centro de la ciudad, la calle Torneo, el entorno del Casino de la Exposición o las inmediaciones de Capitanía General, es decir, zonas "tranquilas" y alejadas de los 'puntos calientes', donde pueden conseguir algo de dinero evitando confrontaciones con otros 'aparcacoches'.

    Un segundo tipo nuevo de 'gorrilla' lo conforma el inmigrante, muchos de los cuales se agolpan en una misma calle para tratar de ejercer con éxito esta actividad. Ello puede verse en lugares como Sevilla Este, con especial incidencia, por ejemplo, en la avenida de la Innovación y la zona de locales de ocio existente en este entorno.

    Un aspecto problemático de esta figura es la aplicación de la ordenanza para el fomento de la convivencia en los espacios públicos o 'antivandálica', que prevé sanciones económicas para los 'gorrillas'. La Policía Local reconoce que hoy día apenas se sanciona a estas personas, puesto que la mayoría son insolventes, "y entre que se identifica y no, se pierde toda la mañana en un patrullero", al margen de las nuevas tipologías de 'aparcacoche' que pueden verse ahora por las calles de la capital hispalense.

    En este sentido, los vecinos de Bami se manifiestan "desanimados", ya que consideran que las medidas llevadas a cabo por la administración "no han servido para nada". El presidente de la asociación de vecinos 'Bami Unido', Antonio Núñez, ya explicó en su día a Europa Press que los 'gorrillas' "campan a sus anchas, hacen lo que quieren, forman escándalos, amenazan a la gente y les escupen".

    De hecho, el Ayuntamiento llegó a anunciar la tramitación de un proyecto para la habilitación de centros de acogida destinados a la figura de los 'gorrillas', después de que los vecinos de Bami, una de las zonas más afectadas por este fenómeno, presentara una propuesta en el Pleno de la Junta Municipal del Distrito Sur.

    Fuentes municipales ya precisaron a Europa Press que dicha propuesta, presentada en el marco de participación previsto por la ordenanza, fue aprobada por unanimidad, por lo que ahora el Consistorio deberá definir la fórmula con la que se abordará el proyecto de cara a una posible aprobación en Pleno municipal.