16 de julio de 2019
19 de enero de 2014

El PCA apuesta por una España republicana "donde Andalucía se libere de su dependencia económica"

Asegura que el derecho a ser madre se intercambiará "en el mercado negro, con una buena dosis de doble moral en muchos casos"

El PCA apuesta por una España republicana "donde Andalucía se libere de su dependencia económica"
EUROPA PRESS/ARCHIVO

SEVILLA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Partido Comunista de Andalucía (PCA) defiende que sólo en una España republicana, federal, democrática y solidaria, construida desde "la libre adhesión de sus pueblos", hay posibilidad de que Andalucía se libere de su dependencia económica e inicie un proceso necesario de acumulación desde el desarrollo autocentrado y la justicia social.

Así se recoge en el informe político de gestión, recogido por Europa Press, que el secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, presentará en el XI Congreso Regional que la formación celebrará en febrero, en el que se aprobará la ponencia política y organizativa y se elegirá a la nueva dirección.

En el citado documento se apunta que el proceso constituyente que pudiera darse, favoreciendo el derecho a decidir del pueblo trabajador en España, requiere de un cambio en la correlación de fuerzas. Para lograr ese cambio, "los comunistas andaluces tenemos un papel que jugar en el campo de la lucha social y en la batalla de las ideas".

"Hay que robarle espacios a la resignación y hay una alternativa que no cabe en el actual marco institucional español y europeo, que hay que romper", afirma Mariscal en su informe de gestión, en el que también apunta que "en pleno proceso de agotamiento del modelo emanado de la transición", la cuestión de la soberanía resurge alimentada por la crisis económica.

El derecho a decidir significa para el PCA "tomar el control personal y colectivo sobre las condiciones en que se desarrolla el proceso de generación" de riqueza social. Según destaca Mariscal, en América Latina se ha reivindicado este derecho, así entendido, "como clave de bóveda de las alianzas anti-imperialistas que allá disputan hoy el poder".

En su opinión, la reivindicación de la democracia real es y sigue siendo central, "una democracia que no se quede a las puertas de las fábricas, de las oficinas, de los supermercados, que no se quede a las puertas de los bancos ni de los juzgados y que no se quede a las puertas de los colegios, institutos y universidades".

El líder del PCA apuesta en este informe de gestión por la rebelión democrática en Andalucía a través de la movilización. "Hay que estar en el conflicto para acumular fuerzas y para demostrar, como lo están haciendo las aún escasas victorias parciales que se van consiguiendo, que es posible frenar la ofensiva privatizadora", ha manifestado.

VIOLENCIA DE GÉNERO EN LA REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO

Tras insistir en que el partido se va a volcar en el éxito de las marchas por la dignidad, ha subrayado que el Día de la Mujer Trabajadora tendrá este año un carácter especial porque a la lacra de la violencia machista "se suma ahora la violencia de género y de clase que el Gobierno quiere legalizar a través de la contra-reforma antiabortista".

El PCA considera que el derecho a decidir ser madre solo podrán ejercerlo las mujeres que puedan pagarlo. Según se añade, el derecho a ser madre "se intercambiará en el mercado negro, con una buena dosis de doble moral en muchos casos". "A la mujer trabajadora le quedará, si decide no ser madre, la posibilidad de jugarse la salud, y la vida, en el mercado negro", afirma Mariscal.