24 de octubre de 2020
7 de marzo de 2014

El Peñón advierte de un "grave aumento" de las colas en la Verja en febrero por la "presión" española

GIBRALTAR, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Gibraltar ha criticado que se "recrudecen las acciones de presión de las autores españolas" en la frontera con la colonia, lo que ha provocado un "grave aumento" de las colas en la Verja durante el mes de febrero, siendo la punta de espera de "más de dos horas" para los conductores.

En un comunicado, Gibraltar destaca que el incremento es "significativo" con respecto al mes de enero. Indica que las colas de entrada suelen concentrarse entre las 10,00 y las 13,00 horas, mientras que las de salida se producen generalmente entre las 16,00 y la medianoche, "con puntas de hasta tres horas de espera", como las que apunta que "hubo que soportar el lunes 17 de febrero".

Resalta que el día 12 y el 20 del pasado mes "las colas de vehículos de más de una hora se prolongaron seis horas seguidas hasta las dos de la madrugada", mientras que el día 7 fueron "ocho horas seguidas" en las que hubo "puntas de espera continuadas de 90 minutos de media, que alcanzaron hasta los 140 minutos".

Expone el Gobierno de la colonia que el avance de los primeros días de marzo "tampoco ofrece buenas noticias", pues ya se han registrado "colas de entrada de dos horas el día 3 y para salir de Gibraltar de dos horas y media el domingo día 2".

Los peatones "también sufrieron las consecuencias de este endurecimiento en el sistema de control fronterizo de las fuerzas de orden y seguridad del Estado español". Así, mientras que, según afirma, en enero la punta de espera fue de 45 minutos y hubo seis días de espera (un 19 por ciento), en febrero se han registrado 12 días con esperas, llegando a la hora y media la cola el lunes 24 y 75 minutos el viernes 28, Día de Andalucía.

Esto quiere decir que, en lo que va de año, "en tres de cada cuatro días se han producido colas de vehículos de más de una hora a la salida de Gibraltar y en dos de cada tres a la entrada", mientras que los peatones han tenido que formar filas para esperar los controles a la entrada de España "uno de cada tres días".