20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • 5 de octubre de 2010

    Plantilla de Pickman celebra este martes una asamblea ante San Telmo para protestar por su situación

    SEVILLA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El comité de empresa de la firma cerámica Pickman La Cartuja celebrarán este martes una asamblea ante las puertas del Palacio de San Telmo, sede del Gobierno regional, para protestar por su situación laboral y por el "cierre al que está sometida la fábrica".

    "No tenemos noticias de nada, ni de nadie y cada vez estamos mas desesperados", sentencian fuentes de los trabajadores a Europa Press, que critican la "incertidumbre existente" sobre el futuro de la factoría. Esta asamblea supone, por el momento, la primera de una lista planteada por el comité que recorrerá las principales instituciones y entidades "involucradas" en la posible resolución del conflicto, donde mencionaron a la Consejería de Empleo.

    En este marco, los trabajadores aprobaron a finales de septiembre un nuevo calendario de movilizaciones, que se inició el día 29 de septiembre con la huelga general, como medida "de urgencia" ante la "falta de respuestas" por parte de la Administración regional y de Quisemar, la empresa que pretendía hacerse cargo de la firma cerámica, según indican fuentes del comité a Europa Press, que manifiestan que no están "dispuestos a seguir esperando más tiempo sin saber en qué punto están las negociaciones".

    "Pedimos a la Junta que convoque una reunión con los trabajadores para saber que es lo qué está pasando, tal como se viene pidiendo desde julio, ya que existe una incertidumbre muy grande", añadieron las mismas fuentes, quienes explicaron que desde el último encuentro con las nuevas delegadas de Empleo, Aurora Cosano, y de Economía, Innovación y Ciencia, María Francisca Amador, en las que éstas pidieron "tiempo al llevar poco tiempo en el cargo, han pasado ya más dos meses".

    Así, manifestaron que la Sociedad Anónima Laboral podría ser una salida, pero que "a estas alturas no se sabe si la Junta apoyaría que esto se llevara a cabo, como en un principio aseguraba". "Si hay que agarrarse a la SAL, lo haremos para salvar la empresa, pero necesitamos saber que va a pasar", añaden.

    El comité de empresa subraya además que la fábrica "no puede estar más tiempo parada", ya que suma en esta situación casi dos años. "Es una pena que permanezca paralizada, mientras sigue habiendo clientes que quieren seguir haciendo pedidos. No se puede dejar perder una empresa viable y de esta envergadura", sentencian.