12 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

El Pleno aprueba el cambio de adscripción del puesto de Carrillo por "necesidades" de la Diputación

Los grupos de PP e IU votan en contra de la propuesta aludiendo a la vuelta "privilegiada" del ex concejal en Sevilla

SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno ordinario de la Diputación de Sevilla aprobó hoy con el voto a favor del Grupo Socialista, la abstención del PA y el voto en contra de PP e IU el cambio de denominación y movilidad del puesto de subdirector de área en Sostenibilidad y Ciclo Hidráulico a Hacienda y Patrimonio, relativo a una plaza que asumirá el ex concejal y ex vicealcalde de Sevilla Emilio Carrillo (PSOE), que vuelve a su cargo como funcionario de la Diputación tras dimitir como edil al protagonizar un desacuerdo y polémicas con el alcalde, el también socialista Alfredo Sánchez Monteseirín.

El diputado de Recursos Humanos, Antonio Herranz (PSOE), justificó la decisión del ente supramunicipal al explicar que la Diputación adecua los perfiles de los funcionarios a las "necesidades" del organismo, con la finalidad de "optimizar al máximo" los servicios. De esta forma, expuso que con el cambio de adscripción se ha cubierto un puesto vacante de subdirector de área que sufrió una jubilación hace dos semanas. Explicó la necesidad de instaurar dos subdirecciones en Hacienda y Patrimonio al tratarse de un área "con un volumen enorme de trabajo", y subrayó que si el funcionario que vuelve a la Diputación no hubiese sido Carrillo --que volverá en las mismas condiciones que el resto de funcionarios de su categoría-- "ni se hubiera tratado".

Previamente, los grupos políticos expusieron su postura al respecto. Así, el portavoz andalucista, Tomás Alfaro, reconoció la existencia de "dudas" de su partido y admitió que les "sorprendió" el hecho de que este punto tuviera que llegar a Pleno, aludiendo a la sensación de que "se crea una plaza nueva", algo que negó taxativamente el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. De su lado, la diputada de IU María Isabel Fernández Ramos dio cuenta del voto en contra de la federación al criticar la medida "unilateral" que, a su juicio, "contraviene lo dispuesto en sentencias judiciales". Así, cuestionó el estado en que quedará la Subdirección de Sostenibilidad y Ciclo Hidráulico y subrayó que la resolución se amolda a la persona de Carrillo.

Por parte del Grupo Popular, su portavoz, Juan Bueno, explicó el voto negativo de su formación lamentando que la Diputación se ha constituido en "la administración más cercana a los afiliados socialistas, porque es la percepción que tienen los ciudadanos de la provincia". Mientras que, según Bueno, Carrillo ha tenido una vuelta "privilegiada" al órgano provincial, sin que se haya "escatimado" en resoluciones para su nombramiento, ello no se aplica al resto de los trabajadores del ente supramunicipal.

"No tenemos nada en contra de un concejal que quiere volver a su puesto en la Diputación, por ley le corresponde, el problema es que le han hecho una vuelta a su medida, la que merece un compañero del PSOE que vuelve al redil, y no la de un funcionario normal y corriente", aseguró el portavoz del PP, que criticó que el Grupo de Gobierno "no hace política social, sino política socialista" y refirió que estas medidas "recuerdan a otros tiempos, cuando muchas plazas de propiedad y de gestión habían sido asignadas directamente".

Cerró el debate el portavoz del PSOE, Francisco Díaz Morillo, que reivindicó que la cuestión debería haber sido abordada desde una cuestión "eminentemente técnica, y no para hacer valoraciones políticas". "Que quede bien claro --prosiguió-- que este grupo no quería dar ningún nombre, pues no se hubiera planteado nada si este punto no hubiera tenido el nombre de Emilio Carrillo", una persona que, según Díaz Morillo, cuenta con una "alta" cualificación y experiencia en administración local, "lo que no se podía desaprovechar para dar un servicio de calidad a los municipios de la provincia".

El debate de este punto contó con la presencia de varios representantes sindicales de CCOO, una veintena de los cuales protagonizó, coincidiendo con el comienzo de la sesión plenaria, una concentración a las puertas de la sede de la Diputación. El sindicato, en este sentido, lamenta la no realización de ofertas de empleo público en el organismo desde el año 1997 y la paralización de las posteriores, con la pérdida "generalizada" de empleo y una política de personal "enchufista" y "clientelar".