2 de marzo de 2021
25 de julio de 2014

El pleno aprueba definitivamente la nueva ordenanza de Circulación con críticas de la oposición por la urgencia

Bueno defiende que el documento final es "sustancialmente" el mismo y aboga por "no eternizar las cosas"

SEVILLA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado por vía de urgencia el documento definitivo de la nueva ordenanza de Circulación, que ha contado con el apoyo exclusivo del PP, pues la oposición ha manifestado que al ser tramitado el debate por vía de urgencia, no ha mediado tiempo suficiente para estudiar el documento final.

Tras superar la propuesta el tramite de urgencia al contar el Grupo popular con mayoría absoluta, el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Juan Bueno, ha detallado que esta nueva ordenanza, bautizada simplemente como "de circulación", se extiende a lo largo de un articulado de 152 puntos que integra los aspectos regulados hasta ahora por las ordenanzas de Peatones y Ciclistas, de Estacionamiento Regulado en Superficie o de zona azul y de Transporte Público Regular de Uso Especial de Viajeros.

El proyecto de nueva ordenanza, según Bueno, es fruto de numerosas consultas y reuniones con agentes sociales como la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), el Real Automóvil Club de España (RACE), la asociación de ciclistas 'A Contramano', la Federación Andaluza de Empresas del Transporte, la asociación provincial de comerciantes Aprocom e incluso organizaciones presentes en la Mesa de la Moto, por citar algunos ejemplo.

Uno de las novedades de esta nueva ordenanza reside en la creación de la figura de las "zonas", según la cual la trama urbana podrá ser regulada como "zona de especial restricción a la circulación", con alusión expresa a ciertos enclaves del casco histórico y donde sólo se permitirá el acceso a los vehículos autorizados; zonas de 30 o 20 según el máximo de kilómetros por hora permitido a la hora de circular por estas áreas; o zonas peatonales al pesar sobre ellas la "prohibición general" de circulación y estacionamiento de vehículos.

LAS ZONAS PEATONALES

Para las zonas peatonales, el proyecto de ordenanza contempla la "prohibición general de acceso, circulación y estacionamiento de todo tipo de vehículos". El texto estipula en materia de bicicletas que "las bicicletas circularán por los carriles bici y cuando estos no existan, podrán circular por la calzada", reduciendo de 20 a 15 kilómetros por hora, aproximadamente, el límite de velocidad de los ciclos. En el mismo sentido, queda reflejada "la prioridad de paso de los peatones por las zonas determinadas como pasos de peatones".

También señala que el Ayuntamiento "podrá declarar zonas de convivencia entre los peatones y ciclistas, a pesar de la existencia de carriles bici, en las que habrá de respetarse en todo caso la prioridad del peatón, manteniendo una velocidad moderada por debajo de los diez kilómetros por hora aproximadamente". "El Ayuntamiento podrá establecer zonas de tránsito compartido entre peatones y bicicletas, pero en dichas zonas siempre tendrá prioridad el peatón", señala el proyecto de ordenanza, según el cual "cuando el carril bici ocupe la totalidad de la acera, al igual que en las zonas peatonales, la preferencia en todo caso corresponderá al peatón".

"En los supuestos de circulación del ciclista por la acera y por las zonas y calles peatonales, éste adaptará su movimiento a la marcha del peatón, llegando a detener la bicicleta cuando fuera necesario, para garantizar su prioridad. En caso de aglomeración el ciclista deberá descender de la bicicleta", especifica el proyecto de ordenanza para zanjar cualquier duda. Otra novedad, por cierto incluida en el programa electoral del PP, es la apertura de los carriles reservados para el transporte público o carriles bus a "motocicletas, ciclomotores y vehículos eléctricos".

ALGUNAS CORRECCIONES

Juan Bueno ha defendido que el documento definitivo de la nueva ordenanza es "sustancialmente" el mismo aprobado ya de manera inicial por el pleno corporativo, aunque sí ha precisado que ha sido "corregidos" aspectos como la parte de la redacción que admitía la "interpretación" de que sería sancionada la permanencia de un vehículo en un mismo lugar de estacionamiento durante más de cinco días.

Josefa Medrano por IU-CA y Juan Espadas por el PSOE han recriminado al PP que haya elevado a debate el documento definitivo de la ordenanza por vía de urgencia, señalando que los concejales no han contado con tiempo suficiente para estudiar la documentación, si bien Juan Bueno ha defendido la necesidad de "no eternizar las cosas" y ha insistido en que el documento es "sustancialmente" el mismo que ya viese el pleno meses atrás. Sencillamente, según dice, se han "mejorado algunas cosas", fundamentalmente de redacción.

"Espero que no tengamos ninguna cosita, ninguna sorpresita", ha avisado Juan Espadas, toda vez que finalmente, el documento definitivo de la ordenanza ha prosperado con el voto contrario de IU-CA, la abstención del PSOE y el voto favorable del PP, que tiene mayoría absoluta.

Para leer más