13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    El pleno aprueba la gestión directa para Mercasevilla tras las "turbulencias" y con mención al futuro del suelo

    SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado por vía de urgencia y por unanimidad la implantación de un sistema de gestión directa para la sociedad Mercasevilla, participada en un 51 por ciento por el Consistorio y en un 49% por la empresa estatal Mercasa, toda vez que el Consistorio ya había adquirido la participación residual que poseía la asociación de mayoristas de fruta, verduras y hortalizas y en junio de 2021 espiraba la concesión derivada del actual modelo de gestión indirecta.

    Tras las "turbulencias, se garantiza así la viabilidad futura de Mercasevilla, un mercado del que dependen 170 empresas y más de 2.000 empleos y los 2.100 comerciantes minoristas que, a diario, se nutren en sus instalaciones", según ha sostenido Francisco Páez, edil de Economía, Comercio, Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana, toda vez que en primavera, Espadas y Mercasa firmaron un acuerdo para que Mercasevilla siga operando como ente cien por cien público y compartido por ambas instituciones, más allá de la fecha que sus estatutos fijaban para la disolución automática, extremo que se ciñe al convenio de acreedores negociado para evitar la liquidación de la empresa.

    Mercasevilla, recordémoslo, solicitó el concurso voluntario de acreedores después de que la sociedad estatal Mercasa, segundo socio de la misma, no apoyase entonces una ampliación de capital promovida ante una sentencia que condena a la entidad a pagar casi nueve millones de euros a la constructora Sando, indemnización que se elevaba ya a más de 22,3 millones de euros por los intereses de demora.

    En el marco del citado concurso de acreedores, los administradores concursales de Mercasevilla fijaron en 26,6 millones de euros la deuda total de acreedores afrontada por la empresa, una cuantía copada por la sentencia de Sando. En ese sentido, el convenio de acreedores, recogido por Europa Press, contempla una quita del diez por ciento de la deuda global y un periodo de pago de tres años por parte de esta entidad participada en un 51 por ciento por el Ayuntamiento y el resto por Mercasa.

    EL PAPEL DE MERCASA

    El convenio de acreedores incluía además una oferta a Mercasa para que participase en la gestión conjunta del mercado central más allá de que en 2021 se disuelva la empresa según sus estatutos, con "las nuevas aportaciones de fondos necesarias que correspondan en función de su participación accionarial". Eso sí, aunque Mercasa respaldó el citado convenio, gozaba del "derecho de apartarse del proyecto o vehículo societario que corresponda, sin necesidad de realizar las nuevas aportaciones pendientes y en su caso con la garantía de devolución de las nuevas aportaciones que se hubieran realizado".

    Finalmente, el convenio de acreedores implicaba la adquisición del porcentaje testimonial de acciones que poseía la asociación de mayoristas de fruta, verduras y hortalizas y el compromiso de "impulsar las modificaciones urbanísticas necesarias para el mantenimiento y continuidad de Mercasevilla en su ubicación o en un eventual traslado a unas nuevas instalaciones", pues los terrenos donde se asienta Mercasevilla, de titularidad municipal, están calificados como suelo residencial y la empresa lleva años con su posible reubicación sobre la mesa.

    Después de que el Ayuntamiento adquiriese el 0,16 por ciento de acciones que poseía la asociación de mayoristas de fruta, verduras y hortalizas, el alcalde hispalense y el presidente de Mercasa firmaron firmado un convenio en el que ambas partes se comprometían para la "continuidad indefinida" de la empresa gestora del mercado central bajo una sociedad completamente pública.

    En aquellos momentos, Espadas recordaba que Mercasevilla tiene ante sí la "decisión capital" sobre su continuidad en su actual emplazamiento o su traslado a una nueva ubicación, pues las actuaciones instalaciones del mercado central apenas reúnen los "requisitos" actualmente estipulados para estas actividades, necesitan "obras importantes" y los terrenos están calificados como suelo residencial según el planeamiento vigente.

    Y aunque ante el hipotético traslado de Mercasevilla el valor de sus terrenos podría superar los 70 millones de euros, Espadas pedía no repetir la "controversia" derivada de dicha posible venta, recordando que se trata de decisiones que adoptará el consejo de administración de la empresa y asegurando que los fondos que se recabasen por la mencionada enajenación de los terrenos no serían usados "para fines distintos" a los de la propia actividad de la empresa.

    En cualquier caso, tras aprobar el pleno un modelo de gestión directa para la empresa y un cambio de estatutos de la sociedad para así incluir ese cambio de gestión, Cs ha recordado las "turbulencias" provocadas en Mercasevilla por la "deficiente gestión" del PSOE y el PP; mientras IU ha reclamado "recuperar servicios externalizados y el empleo perdido". El PP, de su lado, ha reclamado una dinámica de "consenso y acuerdos" a partir de junio de 2021 y ha señalado que en el futuro se debatirá "de la titularidad de los suelos".

    Contador

    Lo más leído en Andalucía