15 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2009

Los policías locales de San Juan protagonizan un nuevo encierro con encadenamiento en el Ayuntamiento

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los efectivos del Cuerpo de Policía Local de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) libres de servicio han protagonizado hoy un nuevo acto de protesta, al encerrarse en el Ayuntamiento y encadenarse en su interior para ser desalojados por la Policía Nacional, cuyos funcionarios no han podido impedir un nuevo encierro pasadas las 15,30 horas.

El presidente de la sección del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en este Ayuntamiento aljarafeño, Miguel Ángel Orgaz, informó a Europa Press de que la protesta comenzó en torno a las 11,00 horas con un encierro en la sede del Ayuntamiento, donde los efectivos incluso se han encadenado como ya han hecho en otras movilizaciones anteriores. A las 13,40 horas, un equipo de agentes de la Policía Nacional ha cortado las cadenas y ha "invitado" a los policías locales a desalojar el edificio.

Pese a todo, los efectivos de la Policía Local de San Juan retomaron el encierro pasadas las 15,30 horas y se hicieron fuertes en el salón de plenos, donde su intención es ocupar la estación hasta las 11,00 horas de mañana.

La movilización se enmarca las movilizaciones promovidas por el Sppme para reclamar al alcalde, Juan Ramón Troncoso (PSOE), una nueva negociación de los turnos de servicio de estos agentes, cuya disconformidad con los horarios y turnos es precisamente el eje del conflicto que sacude a la Policía Local sanjuanera.

DESDE PRIMAVERA

El conflicto comenzó la pasada primavera cuando la mayoría de los agentes de la plantilla protagonizaron una baja masiva por "ansiedad o estrés" que fue combatida por el Ayuntamiento, que a través de la Unidad de Valoración consiguió la suspensión de buena parte de las bajas. Las bajas, según el Sppme, obedecían a los nuevos turnos dictados desde el Ayuntamiento sin el supuesto consenso de la plantilla.

Juan Ramón Troncoso, de su lado, asegura que "hasta en tres ocasiones" ha solicitado al Sppme qué concrete los supuestos incumplimientos del convenio. El alcalde negó que los agentes sufran turnos de 16 horas y consideró estas movilizaciones "un chantaje para imponer una condiciones de la prestación del servicio inaceptables".

Troncoso recordó que actualmente está en vigor el convenio 2007-2011 y un anexo en el que la plantilla acordaba con el Ayuntamiento las condiciones de las productividades y los retenes. Hasta el pasado 12 de abril, se habían realizado 26 productividades, siete retenes y dos cambios de turno a petición de los agentes, todos ellos en el marco del convenio.