14 de octubre de 2019
2 de julio de 2014

PP de Alcalá de Guadaíra acusa al Gobierno de dejar que prescriban 35 plazas públicas por intereses partidistas

Según los 'populares', "el alcalde ha preferido contratar a personal municipal a su criterio en lugar de hacer públicas las convocatorias y dar igualdad de oportunidades"

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular de Alcalá de Guadaíra ha lamentado que se hayan perdido 35 plazas de empleo público "por haber transcurrido más de tres años desde su creación sin haber sido convocadas para su oposición". De hecho, aseguran, las plazas prescritas datan del año 1997 y "tanto PP como sindicatos, dado el incumplimiento sistemático de los acuerdos de las distintas mesas de negociación, se lo hemos recordado año tras año al Gobierno socialista sin que este, en ningún momento, llegara a convocarlas por oposición".

Según el PP, "el equipo de Gutiérrez Limones, en su obsesión por vender una imagen de generadores de empleo, anunció alegremente allá por el mes de octubre que convocaría cinco plazas de empleo público, un anuncio pretencioso y engañoso que creó falsas expectativas e ilusiones entre los ciudadanos y que ya incluso llamaban al Ayuntamiento para informarse".

"El alcalde, muy lejos de poder sacar de la chistera cinco plazas, se ha encontrado con que ha dejado transcurrir demasiado tiempo para convocar las plazas previstas y ha dejado prescribir un total de 35 puestos de empleo públicos".

Este caso "de negligencia manifiesta", dicen los 'populares', "puede llegar a entenderse como de manipulación interesada para la contratación de cierta parte del personal municipal y así lo han denunciado los sindicatos".

"El gobierno ha ocupado plazas reservadas para funcionarios con personal sin atribuciones", manifiesta el PP, que asegura que estas acusaciones han sido "reconocidas en un reciente auto del Contencioso Administrativo que viene a dar la razón al sindicato de funcionarios, cuando recriminan al Gobierno de Gutiérrez Limones su mala gestión en materia de empleo público municipal".

Desde el Partido Popular sostienen que el alcalde ha preferido "contratar al personal municipal a su criterio en lugar de hacer públicas las convocatorias y dar igualdad de oportunidades".

Para el PP, todo esto ha ocurrido "como consecuencia de la gestión interesada del empleo público por parte del Gobierno y por la pasividad del Gobierno al tener temporalmente cubiertas sus necesidades mediante personal laboral en fraude de ley, ejerciendo labores de funcionario".

Desde el grupo municipal popular, no tienen duda alguna del procedimiento de contratación que se ha llevado a cabo en los sucesivos gobiernos de Gutiérrez Limones, "se ha contratado una plantilla B paralela a la de funcionarios que, en muchos casos, la selección del personal obedecía únicamente a intereses partidistas".

"El Gobierno socialista de Gutiérrez Limones no puede usar las plazas de empleo municipal como lo ha venido haciendo hasta la fecha y esperar que nos pase desapercibido", concluye la presidenta del PP de Alcalá de Guadaíra, María del Carmen Rodríguez Hornillo.