21 de noviembre de 2019
7 de septiembre de 2009

PP-A exigirá a la Junta en la Cámara un Plan extraordinario de austeridad que suponga un ahorro de unos 2.500 millones

SEVILLA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PP-A defenderá una proposición no de Ley ante el Pleno del Parlamento en la que demandará al Gobierno de José Antonio Griñán que presente en un plazo máximo de 60 días desde la aprobación de la iniciativa un Plan extraordinario de austeridad de la administración autonómica que debe suponer un ahorro de unos 2.500 millones e impedir de esta forma "que las inversiones públicas" se reduzcan en la comunidad.

En la iniciativa, presentada hoy en rueda de prensa por el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, se demanda también al Ejecutivo que lleve a cabo una "congelación salarial", esto es, "subida cero" en los sueldos de todos los altos cargos de la administración andaluza, de sus empresas públicas y de sus organismos dependientes, y del personal de confianza de la administración autonómica.

Otra demanda se refiere a que el Ejecutivo fije unos criterios objetivos en las retribuciones de los altos cargos de la administración andaluza, organismos autónomos, agencias públicas empresariales, sociedades mercantiles, entidades de derecho público, entidades asimiladas y en los órganos de extracción parlamentaria con participación mayoritaria de la Junta, de forma que alcancen, como máximo "el nivel retributivo del presidente de la Junta fijado en la correspondiente Ley de Presupuesto de la comunidad autónoma".

Antonio Sanz manifestó que, ante la situación de crisis económica que se vive y de subida del paro, la política presupuestaria de la Junta se tiene que ajustar a la realidad social, laboral y económica de Andalucía. Recalcó que las políticas de austeridad deben ser un principio básico en la administración, que debe dar ejemplo a la sociedad "apretándose el cinturón" en una época de crisis.

En su opinión, en un momento de crisis económica y social como el actual, el Gobierno de la Junta "debe dar ejemplo a la sociedad, evitando que el dinero de los andaluces se siga gastando en el mantenimiento de estructuras ineficientes y políticas de autobombo".

Para el PP-A, en un contexto en el que 265.000 parados andaluces no cobran ningún tipo de prestación o subsidio por desempleo y cerca de 300.000 hogares andaluces tienen a todos sus miembros en paro, la ejemplaridad, el servir de modelo de conducta ante los ciudadanos, "debe ser una cualidad inherente al responsable político, espejo de buenos comportamientos y de valores éticos con los que los ciudadanos pueden verse identificados, especialmente en estos momentos de crisis".

Antonio Sanz reprochó al PSOE que siempre haya votado en contra de las iniciativas que los populares han llevado al Parlamento demandando austeridad en la administración autonómica y dijo que los planteamientos que tienen ahora los socialistas sobre congelación de salarios de sus cargos públicos, como los alcaldes, "no tienen credibilidad".

Tras recordar que el presidente del PP-A, Javier Arenas, planteó al jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, la necesidad de adoptar medidas de austeridad en la reunión que mantuvieron, Sanz calificó también del "timo de la estampita" la supuesta reducción de altos cargos que se ha acometido en la administración autonómica, ya que los que salían eran "recolocados" en otros puestos.

Asimismo, Antonio Sanz hizo hincapié en que es "insostenible y muy grave que se mantenga una política de despilfarro en la administración mientras se recortan los niveles de licitación de obra pública". Según apuntó, entre enero y junio de 2008 se licitaron obras públicas por importe de 2.062 millones, cifra que se ha reducido a 1.227 millones de enero a junio del presente ejercicio.