22 de octubre de 2020
28 de junio de 2010

PP-A ve "ridículo" un recorte del 2,57% en ee.pp, mientras que el de las políticas sociales será del 37,97%

PP-A ve "ridículo" un recorte del 2,57% en ee.pp, mientras que el de las políticas sociales será del 37,97%
PP-A

SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, consideró hoy "ridículo" que el recorte en empresas públicas andaluzas suponga tan sólo el 2,57 por ciento del total del recorte que llevará a la cabo el Ejecutivo como medidas de austeridad ante la crisis económica, mientras que el que afectará a las políticas sociales será del 37,97%, según apuntó.

En rueda de prensa, Sanz manifestó que le parece un "insulto" que el compromiso de reducción de las empresas públicas esté planteado de manera "tan ridícula" no llegando si quiera al tres por ciento en la suma de los recortes, por lo que el PP-A, según dijo, no lo considera más que "una simple operación de maquillaje". Reprochó además a la Junta que "reconozca 240 empresas menos" de las que contempla el Gobierno central en relación con la comunidad.

Asimismo, el dirigente popular pidió "responsabilidad" al Gobierno autonómico atendiendo al hecho de que en materia social, el recorte será del 37,97 por ciento del total, algo que para los populares contrasta con los cinco mil millones de euros actuales que se destinan a los mencionados entes públicos andaluces.

De esta manera, criticó que la Junta "no reconoce el total de las empresas públicas" que se hallan en la actualidad en su haber. Así, según precisó, el Ejecutivo andaluz cuenta con "un total de 110 empresas, mientras que el central tiene constancia de un total de 350", es decir, 240 empresas más. Como ejemplo, Sanz mencionó que en el presupuesto de la Junta no aparecen "importantes" entes públicos como son, entre otros, la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) o la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA).

En este sentido, el secretario general del PP-A aseveró que el Gobierno andaluz "no tiene pensado eliminar ni reducir empresas", pues lo que está haciendo es "congregar a distintas microempresas en macroempresas", con lo que "reagrupa para dejarlo todo igual y sin control", apostilló.

En esta línea, recalcó que "no se puede pretender arruinar la economía familiar y no apretarse el cinturón" y añadió que "sobran puestos políticos y personas nombradas a dedo al servicio del PSOE", entre los que no se incluye el funcionariado y los "trabajadores a pie de obra", concluyó Sanz.