24 de octubre de 2020
28 de junio de 2010

Premian un trabajo del Hospital Virgen Macarena por un estudio sobre niños con problemas de apnea del sueño

SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de pediatras del Hospital Virgen Macarena de Sevilla ha recibido el premio a la mejor comunicación que otorga la Asociación Española de Pediatría por un trabajo sobre niños con problemas de apnea del sueño, patología que afecta a entre el 2 y el 3 por ciento de la población infantil y que suele aparecer en edades comprendidas entre los dos y ocho años.

El trabajo, titulado 'Diagnóstico del síndrome de apneas-hipopneas obstructivas del sueño (SAHOS) mediante poligrafía cardio-respiratoria. Nuestra experiencia', consistió en la realización de una poligrafía cardio-respiratoria de sueño nocturna a un grupo de niños que padecían este síndrome del sueño.

Esta prueba nocturna es un método abreviado donde se monitorizan durante el sueño los parámetros de flujo aéreo, esfuerzo respiratorio, saturación de oxígeno y electrocardiograma o frecuencia cardiaca, excluyendo las variables neurofisiológicas.

Para la autora principal de este estudio, la doctora Mar Romero, "la entidad de esta enfermedad es aún poco conocida por muchos pediatras, a pesar de su elevada prevalencia, ya que se estima que la padece entre el 2 y el 3% de la población infantil".

Se trata de niños que presentan ronquido nocturno, dificultad respiratoria y pausas respiratorias durante el sueño por obstrucción parcial o total de la vía aérea superior. A diferencia de los adultos, suelen presentar pocos síntomas diurnos como somnolencia excesiva o cefaleas.

Son más frecuentes otros síntomas más sutiles, que no suelen relacionarse con trastornos del sueño, como alteraciones de conducta, déficit de atención, bajo rendimiento escolar o retraso de crecimiento.

La causa más frecuente de estas obstrucciones de la vía aérea superior es el aumento de tamaño de las amígdalas y adenoides, por lo que el síndrome de apnea-hipoanpnea obstructiva es más frecuente en niños de 2 a 8 años. La polisomnografía nocturna es el patrón oro para su diagnóstico, sin embargo su complejidad técnica y su elevado coste limitan su disponibilidad en la práctica clínica.

LA TÉCNICA ALTERNATIVA

Aunque la polisomnografía nocturna es el método de elección para el diagnóstico del síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño, por el contrario y a la luz de este estudio premiado, la poligrafía cardio-respiratoria nocturna es una técnica alternativa, bien tolerada por los niños y que implica menor coste y mayor comodidad a los pacientes y sus familias al poder realizarla en su domicilio.

Es una técnica validada para el diagnóstico de la enfermedad y a diferencia de la polisomnografía no precisa de ingreso hospitalario ni de los recursos personales y materiales de ésta.

"Todo esto nos ha llevado a emplearla como método de aproximación diagnóstica de la patología respiratoria del sueño en el niño, y aunque durante el 2006 todos los estudios se realizaron con el niño hospitalizado para garantizar un mejor registro, en los tres últimos años la mayoría de las pruebas se han realizado en el domicilio del menor bajo la vigilancia de los padres tras haber sido instruidos en nuestro Servicio", puntualizó.

Hasta la fecha, se han realizado casi 200 estudios en niños de todas las edades (de recién nacidos a 14 años), aunque el 70 por ciento tenían entre 2 y 6 años en el momento del estudio. La sintomatología más frecuente referida por los padres fue el ronquido nocturno con apneas en el 85 por ciento de los niños, diagnosticando el síndrome de apnea en el 32 por ciento de los pacientes.

La rentabilidad diagnóstica de la poligrafía cardio-respiratoria ha sido similar en los estudios realizados en el hospital y en el domicilio del paciente. Los casos más graves se han diagnosticado en niños con Síndrome de Down, acondroplasia, mucopolisacaridosis y obesidad, y en la mayoría de los casos el tratamiento mediante adenoamigdalectomía ha resultado efectivo.