A prisión por disparar a su pareja y a los agentes cuando iban a detenerlo en Dos Hermanas

A prisión por disparar a su pareja y a los agentes cuando iban a detenerlo en Dos Hermanas
6 de diciembre de 2018 POLICÍA NACIONAL/ARCHIVO

DOS HERMANAS (SEVILLA), 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 3 de Dos Hermanas (Sevilla) ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para un varón detenido por haber disparado a su pareja, herida en la espalda, y posteriormente a los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional que procedieron a su arresto, hiriendo en el hombro a uno de éstos, unos hechos que ocurrieron este pasado martes en una casa del poblado Adriano, en el término del municipio nazareno.

Como consecuencia de los disparos la mujer sufrió heridas en el glúteo y tuvo que ser atendida en un centro sanitario de Los Palacios y Villafranca (Sevilla). Por su parte, el agente de la Policía Nacional herido por impacto de proyectil fue atendido en el lugar por una ambulancia del 061, si bien, posteriormente se procedió a su traslado al Hospital Virgen de Valme de la capital andaluza para un examen más profundo, pues "todo apuntaba a que tenía el proyectil dentro de su cuerpo".

Además, este agente, según el atestado policial, al que ha tenido acceso Europa Press, presenta luxación en un dedo de la mano izquierda producida por el forcejeo que se mantuvo entre los todos los agentes actuantes y el detenido, quien "no soltaba la escopeta y trataba de oprimir el disparador" durante la detención del presunto agresor de su pareja.

Del mismo modo, un agente de la Guardia Civil también ha sido atendido por lesiones en su mano derecha, así como el resto de agentes fueron golpeados por el detenido.

Los hechos tuvieron lugar durante la mañana del pasado martes, 4 de diciembre, en una casa de campo del poblado de Adriano, en Dos Hermanas. La Policía Local de Los Palacios alertó a los agentes de la Guardia Civil de que un individuo habría disparado "plomillos" contra su pareja por la espalda en su domicilio (Ronda de Poniente del poblado) y que "ésta estaba sangrando abundantemente".

Hasta la zona se desplazan inmediatamente tres agentes de la Guardia Civil y dos policías nacionales de Dos Hermanas, no encontrándose allí ya la víctima. Tras inspeccionar la vivienda y divididos los agentes en dos equipos, por el exterior del inmueble y a través de una ventana se identificaron como agentes, contestando una voz de varón desde el interior, requiriéndole a éste que se acercara la ventana con las manos en alto.

VARIAS ARMAS Y MUNICIÓN EN SU HABITACIÓN

A pesar de la reticencia inicial, el individuo se acercó a la ventana con las manos en alto, pero portaba en la cintura "un arma de fuego, en la derecha, y un arma blanca tipo machete, en la izquierda".

Tras entregarle las armas a los agentes, éstos le ordenaron que se tirara al suelo, si bien el varón retrocede al interior de la habitación. Por ello, el otro grupo de agentes intentó entrar en la habitación pero el varón tenía la puerta atrancada con una cama.

Una vez dentro el primer agente de la Guardia Civil vio al varón agachado en cuclillas en una de las esquinas de la habitación y con una escopeta en la mano, ordenándole que la tirase.

Pero la reacción del varón fue encarar el arma hacia los agentes "con el claro ánimo de disparar, haciendo uso del arma, esquivando el agente los impactos y escuchándose varias detonaciones". Tras abalanzarse sobre el varón y un violento forcejeo, los agentes lograron reducir al detenido, que "no paraba de lanzar patadas". Como consecuencia de los disparos, un agente de la Policía Nacional resultó herido en el hombro izquierdo.

En la habitación había munición "preparada para su uso" y "una carabina, dos subfusiles, un arma corta, varios machetes, varios cuchillos, y una mira telescópica", armas que hay que añadir a las intervenidas antes al detenido, que también llevaba munición en su pantalón.

El detenido primero fue trasladado a un centro médico para ser atendido de ciertas lesiones y posteriormente a dependencias policiales.

PRISIÓN COMUNICADA Y SIN FIANZA

Ya este jueves, 6 de diciembre, el Juzgado de Instrucción número 3 de Dos Hermanas, en funciones de guardia, tras recibir el atestado policial de la detención de este varón como presunto autor de delitos de lesiones agravadas, homicidio en grado de tentativa y atentado con agravante de armas, ha celebrado comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal con la presencia del Ministerio Fiscal y las dos acusaciones personadas, una de ellas la ejercida por el abogado David Pareja en representación del agente de la Policía Nacional detenido, y del letrado de la defensa.

La Fiscalía ha solicitado la medida cautelar de prisión comunicada y sin fianza, adhiriéndose a ésta las acusaciones y no oponiéndose a la misma la defensa del detenido, alegando lo que consta en las actuaciones.

En un auto, de fecha de 6 de diciembre y al que ha tenido acceso Europa Press, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Dos Hermanas señala que los hechos analizados pueden tipificarse, provisoriamente y sin perjuicio de una calificación jurídico-penal más depurada a la vista de lo que arroje la instrucción, como "delito de lesiones agravadas y amenazas en el ámbito de la violencia de género, atentado a agente de la autoridad y lesiones".

Según la juez, en el atestado policial se constatan diversos indicios como "las continuas amenazas por el investigado a su pareja, mencionando de modo expreso su intención de atentar contra su integridad física", y el hecho acontecido por la negativa del arrestado a abandonar el domicilio familiar, "siendo la denunciante la que opta por salir del mismo, momento que aprovechó el detenido, que portaba un arma, para pegarle dos tiros estando la mujer de espaldas".

RIESGO DE HUIDA

A este respecto, el auto, sobre la calificación del hecho, señala que ha de estarse a la pericial sobre la munición empleada y su idoneidad para lograr el resultado homicida, o quedar delimitado como lesiones agravadas.

"Las declaraciones de la víctima son rotundas, prolijas en detalles en contraposición con la ambigüedad que denota el investigado, el cual relata el modo de producirse las detonaciones con un relato fáctico que no se sostiene ni es acorde con la ubicación de los disparos, habiéndose producido los mismos estando la mujer de espaldas a él, lo que supone una clara situación de prevalimiento que favoreció la producción del resultado lesivo pretendido", expone el auto, al que ha tenido acceso Europa Press.

También considera evidente "la oposición denotada por el detenido para con las fuerzas y cuerpos de seguridad, apostándose en el domicilio con varias armas y efectuando varios disparos, siendo que uno de ellos alcanzó a un agente".

De otro lado, el auto recoge "la agresividad denotada al tiempo de la detención, la virulencia de la misma y la oposición ofrecida por el investigado", que "no sólo permite inferir un riesgo evidente de poder atentar contra bienes de la víctima, sino además la posibilidad de huida, careciendo de arraigo laboral y familiar consolidado".

Por último, la juez señala la "conducta dolosa" del detenido, las expresiones proferidas y "los dibujos al parecer efectuados en la vivienda entretanto llegaba los agentes y la plena conciencia de la dinámica delictiva punitiva".

Para la magistrada, "concurren indicios de suficiente entidad para estimar la concurrencia de los tipos penales reseñados", remarcando "el impacto social y mediático" del suceso, así como su trascendencia en la localidad donde se han producido los hechos, lo que hace "más que evidente el riesgo de huida" del detenido, por ello acuerda la prisión provisional comunicada y sin fianza por presuntos delitos de tentativa de homicidio, lesiones agravadas, amenazas y atentado.

La juez ordena deducir testimonio de las actuaciones y remitirlo al Juzgado de Violencia de Género de Dos Hermanas en lo relativo a los tipos penales de su competencia.

Contador

Últimas noticias