8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

Profesionales acuerdan un protocolo de mejora en la asistencia a infartos, arritmias y fibrilación auricular

Unas jornadas organizadas por el Hospital La Merced de Osuna sirven a para actualizar conocimientos científicos y unificar criterios

SEVILLA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de cardiología, de los servicios de Urgencias hospitalarias, intensivistas, expertos en hemodinámica y arritmias han acordado este fin de semana en Osuna elaborar un protocolo conjunto para actualizar, mejorar y homogeneizar la atención prestada a los infartos agudos de miocardio, arritmias y fibrilaciones auriculares.

Este compromiso ha sido elaborado en unas jornadas científicas, avaladas por la Sociedad Científica de Medicina de Urgencias y Emergencias y de la Sociedad Científica de Cardiología, que se han celebrado durante dos días en el Hospital la Merced de Osuna y han contado con la implicación y la colaboración del servicio de Urgencias de este hospital y de las unidades de Hemodinámica y Arritmias de los Hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío.

Según una nota de prensa, cardiólogos y expertos en urgencias han coincidido en la necesidad de contar con un protocolo conjunto de actuación para una serie de patologías en las que el factor tiempo es crucial. De esta forma, se consigue, además de ganar tiempo, evitar duplicidades y disparidades de actuación en la atención al paciente mejorando la asistencia.

En la inauguración, el director general de Asistencia Sanitaria y Resultado en Salud del Servicio Andaluz de Salud, Juan Tomas García, ha remarcado la importancia de que los profesionales se pongan a trabajar conjuntamente para mejorar la asistencia sanitaria, aportando las nuevas evidencias y avances avalados por las sociedades científicas.

Entre otros, se han expuesto avances en la actualización del síndrome coronario agudo (infarto agudo de miocárdico y angina inestable), la fibrilación auricular y las arritmias. Son tres patologías que por su forma de presentación y potencial gravedad tienen siempre como puerta de entrada los servicios de urgencias y emergencias prehospitalarias o hospitalarias.

Son patologías consideradas 'tiempo-dependientes' porque la supervivencia del paciente está muy vinculada a la rapidez de la actuación. Por este motivo se trataba de analizar en estas jornadas las últimas recomendaciones establecidas por las sociedades científicas para la atención integral y coordinada de las personas afectadas.

La reunión ha estado distribuida en jornadas de dos días con dos mesas por sesión, moderadas por cardiólogos e intensivistas del hospital de Osuna y ponencias de expertos en urgencias, hemodinámica y arritmias. También han acudido profesionales que dedican su actividad asistencial a la atención de estas patologías tanto en el ámbito prehospitalarios (como los equipos de emergencias y los dispositivos de cuidados críticos y urgencias) como las urgencias hospitalarias.

ATENCIÓN URGENTE

Gracias a la implicación de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y los centros sanitarios, están en marcha dos iniciativas que permiten a los equipos del 061 responder con la máxima inmediatez a episodios de ictus, infarto agudo de miocardio y angina de pecho: el Código Ictus y el Código Corazón. Ambos códigos de alerta favorecen la coordinación entre profesionales y niveles asistenciales para establecer en el menor tiempo posible las medidas terapéuticas adecuadas y los centros de referencia para las mismas. Durante 2013, el primero se activó en 625 ocasiones y el segundo en 302.

La 'Tarjeta Corazón', con 17.455 personas inscritas, es otra iniciativa que persigue aumentar la rapidez en la respuesta a pacientes cardiacos en el caso de que lleguen a tener un nuevo episodio de infarto o angina. La identificación con esta tarjeta, que se gestiona gratuitamente a través de Salud Responde, facilita el acceso del 061 al historial clínico de estos pacientes desde el primer momento en el que se demanda asistencia médica urgente, obviando parte del protocolo de preguntas necesario para determinar la gravedad del suceso, dado que el tiempo de atención puede ser vital.

Por otro lado, el sistema sanitario público de Andalucía trabaja en la priorización de las enfermedades cardiovasculares con procesos asistenciales específicos, lo que contribuye a ofrecer una atención homogénea a los pacientes, definiéndose detalladamente los diferentes elementos, recursos y tecnologías que intervienen en la atención de un paciente.