20 de mayo de 2019
30 de enero de 2010

El PSOE de El Cuervo alerta de nuevas denuncias contra la concejal condenada y pide su dimisión por "ética"

EL CUERVO DE SEVILLA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de El Cuervo de Sevilla, Manuel González Jarana, advirtió hoy de que la tercera teniente de alcalde y edil de Tercera Edad, Género, Juventud, Salud, Inmigrantes y Discapacitados, María Inmaculada Cordero (IU-CA), --condenada por "acoso" sobre una psicóloga municipal--, ha sido objeto de nuevas denuncias por prácticas similares, advirtiendo de que la concejal debería haber dimitido por ética y moral.

En declaraciones a Europa Press, Manuel González Jarana destacó el resultado del último pleno del Ayuntamiento, donde los votos favorables del PSOE, el PP y el concejal no adscrito hicieron prosperar una moción que reclamaba la dimisión o cese de María Inmaculada Cordero (IU-CA), por la sentencia que la condena, junto al Consistorio, por "acoso" sobre una psicóloga municipal a la que habrán de indemnizar con 11.970 euros por la "vulneración" de sus derechos a la integridad física y moral.

Dado que el acuerdo plenario no es vinculante, el portavoz socialista advirtió de que sencillamente atendiendo a los más elementales principios de ética y moral, la concejal condenada "debería haber dimitido", sobre todo porque se le condena por una "contundente persecución" contra una trabajadora y ella misma ostenta las responsabilidades de Género.

El portavoz municipal del PP, Silvestre Castell, informó a Europa Press de que la moción prosperó en la votación al contar con el respaldo de todos los ediles de la oposición, que superan a los miembros del Gobierno municipal al quedar éste en minoría tras la transformación de uno de sus concejales en edil no adscrito.

Al respecto, advirtió de que contra la edil en cuestión pesa una nueva denuncia formulada por un trabajador el pasado 29 de diciembre, mientras un tercer empleado del Ayuntamiento estaría "aún por cursar" otra denuncia.

LA SENTENCIA

El fallo del juzgado de lo Social número ocho, recogido por Europa Press, rememora que esta psicóloga y una educadora social, igualmente, elevaron una demanda ante el Juzgado de lo Social número diez por la rebaja de su jornada laboral de 35 a 26,15 horas con la consiguiente reducción de sus salarios, toda vez que se trataba de "las únicas trabajadoras" afectadas por este recorte de jornada laboral aplicado por el Consistorio, finalmente condenado en octubre de 2009 por sentencia firme a reponer las condiciones laborales de las demandantes.

En paralelo, recoge la sentencia del Juzgado de lo Social número ocho que desde la incorporación de María Inmaculada Cordero Pérez a sus responsabilidades de gobierno tras las elecciones municipales de 2007, ha emitido "juicios de valor negativos" sobre el trabajo de la psicóloga, además de "sustraerle tareas que le eran propias" y de dejar de convocar "reuniones a las que era precisa su asistencia". Este extremo, según los hechos probados, era conocido por el alcalde, quien no impulsó "medida alguna para evitar" la "merma de la calidad laboral" de la trabajadora y el "perjuicio para la salud" que sufría.

De hecho, el 9 de marzo de 2009 la psicóloga causó baja por contingencias comunes, --situación que hoy día mantiene--, al sufrir "llanto incontenido, trastornos de concentración, taquicardias, elevada ansiedad y autoestima muy baja". Dado el caso, le fue diagnosticado un trastorno adaptativo mixto con síntomas ansioso y depresivos siendo el causante del mismo "el componente laboral".

Tras el juicio, el Juzgado de lo Social número ocho declara "vulnerado" el derecho de esta trabajadora a la integridad física y moral y condena al Ayuntamiento y a la concejal María Inmaculada Cordero Pérez (IU-CA) a cesar la "actitud acosante" sobre la demandante, a la que tendrán que indemnizar con 11.970 euros.