27 de noviembre de 2020
2 de diciembre de 2012

PSOE pide al Ayuntamiento que aplique en las viviendas de Emvivesa la exención del IBI solicitada a la Junta

SEVILLA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla ha pedido al alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), que adopte para las "más de 2.000 viviendas" en régimen de alquiler con las que cuenta la empresa municipal Emvisesa en la ciudad la misma exención en el pago del IBI que el último Pleno aprobó solicitar a la Junta de Andalucía para que la aplicara en las viviendas sociales en régimen de alquiler que gestiona la Empresa Pública de Suelo Andaluz (EPSA).

Según ha indicado el PSOE en una nota, la intención de este grupo era que la moción aprobada este viernes hubiera incluido también la petición de exención del IBI a las viviendas públicas con contratos de alquiler anteriores a 1990, y una bonificación del 90 por ciento para los posteriores a esa fecha.

Se trata de una propuesta, ha explicado el Grupo Socialista, "aprobada en el Distrito San Pablo e impulsada por la asociación de vecinos 'Félix Rodríguez de la Fuente'" que, aunque, según los socialistas, contó con el apoyo del PP "tanto en el Distrito como en la comisión previa al Pleno de Participación Ciudadana", no fue finalmente incluida en la moción aprobada este viernes.

Al hilo de ello, la concejal socialista Encarnación Martínez ha criticado al alcalde, porque "se limita a pedir medidas al Gobierno central y a la Junta de Andalucía sin asumir ninguna responsabilidad en el ámbito de las competencias municipales".

De este modo, la propuesta del PSOE pasa por que Emvisesa "asuma el coste del IBI abonándoselo posteriormente al Ayuntamiento mientras no se realice la reforma legal que se ha solicitado al Gobierno central", algo que, según este grupo, beneficiaría a promociones de zonas como 'Los Carteros' o 'Torregrosa', "a cuyos inquilinos se les repercute el coste" de dicho tributo.

Además, según el PSOE, el gobierno de Zoido "también ha rechazado" otra propuesta socialista que pasa por "la participación del Ayuntamiento a través de bonificaciones en los recibos del IBI que se facturan a las empresas públicas", lo que va "en contra de lo que le había prometido previamente a los vecinos del Distrito San Pablo".