20 de agosto de 2019
27 de julio de 2008

Una sala del Parlamento llevará el nombre de Alberto Jiménez-Becerril, único diputado andaluz asesinado por ETA

SEVILLA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Manuel Gracia, se mostró hoy conforme con la propuesta realizada por el PP-A de que una sala del Parlamento andaluz lleve el nombre del concejal del PP-A asesinado por ETA Alberto Jiménez-Becerril, aunque quiso dejar claro que se trata de una cuestión que se hará "bien, con respeto y sin demagogia ni oportunismo".

En una entrevista concedida a Europa Press, Gracia quiso dejar claro que se trata de un asunto que "no queremos que se utilice de manera oportunista", ya que "se trata del único diputado andaluz que ha sido asesinado por la banda terrorista ETA y le tenemos mucho respeto". Así, subrayó que el PSOE-A no contribuirá a que sea un tema de confrontación ni diferencias.

En este sentido, explicó que ha mantenido un primer contacto con la portavoz parlamentaria del PP-A, Esperanza Oña, a la que le comunicó que el PSOE-A apoyará esta iniciativa y que el tema se "hará, pero bien y con respeto". Gracia mostró su conformidad con esta propuesta del PP-A, ya que se trata del único miembro de la Cámara andaluza que es víctima del terrorismo.

De esta forma, Gracia señaló que se trata de una cuestión delicada que debe ser abordada con calma, ya que "tenemos que establecer los criterios para sucesivas nominaciones". Así, el portavoz socialista indicó que este asunto debe ser abordado con "serenidad y siendo consciente de que se abre una puerta, por lo que resulta muy importante establecer bien los criterios, pues no se puede convertir en una cosa generalizada".

"Se trata de un tema simbólico, ya que es la única persona de la Cámara andaluza que ha sido víctima del terrorismo y creo que es un hecho objetivo y me parece que es algo que debemos hacer y lo vamos hacer", subrayó el portavoz parlamentario del PSOE-A en declaraciones a Europa Press.

Sin embargo, el portavoz parlamentario del PSOE-A insistió en que hay que hacerlo con "respeto, bien y sin oportunismo ni demagogia", puesto que "se trata de honrar la memoria de Alberto Jiménez-Becerril, y no permitiremos que su nombre sea utilizado como elemento de confrontación política".

La iniciativa surgió del PP-A, cuando la portavoz parlamentaria del Grupo Popular, Esperanza Oña, remitió una carta con la propuesta a la presidenta del Parlamento andaluz, Fuensanta Coves, para que fuese estudiada. Del mismo modo, Oña se puso en contacto con Manuel Gracia, quien mostró su conformidad, por lo que será estudiada en un corto periodo de tiempo.