26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 2 de junio de 2010

    Salud presenta hoy su Plan contra las Altas Temperaturas, que se activa en coordinación con otros organismos

    Salud presenta hoy su Plan contra las Altas Temperaturas, que se activa en coordinación con otros organismos
    EP

    SEVILLA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería andaluza de Salud presentará hoy miércoles las novedades para esta temporada de verano de su Plan contra las Altas Temperaturas, que cumple su séptimo año de vida y que se activa todos los 1 de junio, en coordinación con otros organismos públicos.

    En concreto, este plan contra la canícula toma como base las temperaturas que emite la Agencia Española de Meteorología y se pone en marcha en coordinación con el Ministerio de Sanidad, ayuntamientos, servicios de emergencia, como el 112, y otras instituciones como residencias de ancianos.

    Según la información recopilada por Europa Press, dicho plan está pensado fundamentalmente para contrarrestar los óbitos que en años atrás registró la comunidad, principalmente por "imprudencias" de algunas personas que han sufrido golpes de calor, así como por descompensaciones de las patologías de base a causa de la subida de los termómetros en otras personas que están dentro de los grupos considerados más 'frágiles' en términos de su salud.

    De hecho, ya en 2008 Salud destacaba ese año no hubo ninguna muerte en los siete días que duró la activación de la alerta, aunque sí admitió el fallecimiento en la provincia de Cádiz de un varón de 71 años, aunque fuera de los días de activación de alerta.

    Además, ese mismo año el mencionado plan de actuación permitió detectar hasta seis ingresos hospitalarios por golpe de calor y otros 14 por las descompensaciones de las patologías de base que algunas personas sufren como consecuencia de la canícula.

    SÍNTOMAS DE AGOTAMIENTO POR GOLPE DE CALOR

    Entre los principales síntomas de agotamiento por golpe de calor se encuentran el sudor copioso, la palidez de cara, la presencia de calambres musculares, cansancio, dolor de cabeza y mareos, naúseas y vómitos, pulso rápido y débil y respiración rápida, aunque poco profunda.

    Para hacer frente a estos síntomas, los especialistas recomiendan tomar bebidas frescas y sin alcohol, descansar, tomar una ducha con agua tibia, utilizar ropa liviana y permanecer en ambientes frescos y ventilados.

    En general, el plan andaluza contra las altas temperaturas recoge toda una serie de recomendaciones higiénicas, dietéticas, habitacionales y ambientales para protegerse, en la medida de las posibilidades, de las altas temperaturas. También hace especial hincapié en las recomendaciones a los principales grupos de riesgo, que son ancianos, niños de corta edad y personas polimedicadas o que acaban de salir de regresar a sus domicilios tras una intervención quirúrgica.

    VIGILAR LA TEMPERATURA CORPORAL DE LOS MÁS PEQUEÑOS

    Así, y a modo de ejemplo, los expertos en la materia sostienen que la temperatura corporal de los más pequeños se eleva más rápido que en otro grupo de persona, a lo que se añade que los niños carecen de la suficiente capacidad de sudoración para eliminar el calor.

    No obstante, Salud ya dispone de años atrás una herramienta dirigida a los padres andaluces, como es la posibilidad de contar con una previsión de las temperaturas vía SMS, solicitando este servicio a Salud Responde (902 505 060).

    En cualquier caso, se recomienda a modo de general que se evite la exposición directa al sol de bebés de menos de seis meses a cualquier hora del día y de niños pequeños entre las 11.00 y las 17.00 horas.

    También aludió a la importancia de que estos niños cuenten con la debida protección, que será mayor cuanto más pequeño sea el niño, con el uso de elementos como gorras, gafas o parasoles, y que el menor beba líquidos con frecuencia, aunque no tenga sed.

    Otro de los consejos que se trasladan para este colectivo, y que recoge Europa Press, pasa por el uso de protectores resistentes al agua con un factor mínimo de protección del 25 al 30, que aumentaría en el caso de que tuvieran la piel clara. Este producto se debe aplicar media hora antes y cada dos horas, así como tras el baño.

    CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN

    Además, en cuanto a la alimentación, en niños lactantes se aconseja que se mantenga la leche materna como alimentación exclusiva y en niños mayores se recomienda que se aumente el consumo de frutas y verduras, a la vez que se eviten las comidas ricas en grasas.

    En caso de una posible deshidratación, que muestra síntomas como la piel seca, la sequedad de la boca o los ojos hundidos, se debe administrar agua o soluciones glucosalinas por la boca siempre que el niño esté consciente, situarlo en un lugar fresco y ventilado y si se presentan vómitos u otros síntomas asociados se aconseja solicitar asistencia sanitaria.

    Si fuese un golpe de calor, que se detecta cuando la piel, además de estar seca, comienza a sentirse caliente y enrojecida, hay un cese de la sudoración, fatiga e incluso existen vómitos, dificultad respiratoria, taquicardia e inconsciencia, es importante colocar al niño en un lugar fresco y ventilado; aflojarle o retirarle la ropa y envolver el cuerpo en sábanas húmedas. En caso de pérdida del conocimiento se debe colocar al niño de lado, y por supuesto, solicitar asistencia.

    Junto a esta atención especial los niños, este programa de prevención continuará haciendo un especial hincapié en los colectivos más vulnerables ante las altas temperaturas, como los mayores, enfermos crónicos, y personas que trabajan expuestas al sol. En este sentido, todas las actuaciones se dirigen a poner a disposición de la ciudadanía, y especialmente de estas personas, toda la información necesaria para prevenir posibles situaciones de riesgo para la salud asociadas al calor.

    La información difundida a la población es accesible a través de diversos canales, entre los que se encuentra la plataforma multimedia 'Informarse.es Salud', disponible para todos los ciudadanos a través de internet, móviles 3G y pantallas de los centros sanitarios.