22 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Sánchez Gordillo convoca un pleno en función de la sentencia que le condenaba por vulneración de derechos

El pleno de Marinaleda aprobó en junio de 2008 el programa de Rehabilitación de Viviendas sin que la oposición tuviera documentos

SEVILLA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Marinaleda (Sevilla), gobernado por Juan Manuel Sánchez Gordillo (IU-CA), ha convocado para el 30 de diciembre el pleno cuya celebración en junio de 2008 le supuso una condena por "vulneración de los derechos fundamentales", a manos del juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), como consecuencia de la no entrega de documentación a la oposición, según informó el PSOE sevillano.

Nuevamente, com ya sucediera el 17 de junio de 2008, el pleno analizará la relación de familias de Marinaleda que quieren acogerse al Programa de Rehabilitación de Viviendas de la Junta de Andalucía, ya que la sentencia no dejaba sin efecto el punto aprobado en aquel pleno. Según el PSOE, el alcalde incluye dentro de los solicitantes al 'Centro Obrero Che Guevara', usado y regentado por el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), "a sabiendas que las ayudas previstas legalmente están destinadas sólo a las familias que no tienen medios económicos para acometer las obras necesarias de sus viviendas", como señalaba el portavoz socialista, Mariano Pradas.

Pradas ha señalado que "ya no nos sorprende ni la desfachatez ni el cinismo con que Sánchez Gordillo se comporta un día sí y otro también, propia de los peores caciques de otros tiempos. A este personaje sólo le importa lo que le conviene y, las Leyes, cuando no le sirven, que las cumplan los demás. En esta ocasión, no le importa querer utilizar unas ayudas destinadas a que las familias sin recursos puedan arreglar sus viviendas, para meter por la cara a un centro del que pueda aprovecharse el SOC".

Para el portavoz socialista, "esta actitud resulta especialmente grave, en estos tiempos de crisis, cuando todos los recursos económicos públicos deben destinarse a ayudar a las personas y a las familias necesitadas y nunca en beneficio particular de una organización política, en este caso el SOC, por el sólo hecho de pertenecer a ella. Con ello, Sánchez Gordillo, pone de manifiesto cuáles son sus verdaderos intereses". Por eso, le exigió que rectifique y elimine de la propuesta la ayuda a ese centro.

VULNERACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES

Como se recordará, la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía desestimó el recurso de apelación formulado por el Ayuntamiento de Marinaleda contra una sentencia previa que reconocía la "vulneración de los derechos fundamentales" del Grupo socialista al celebrar el Consistorio, con una hora de diferencia, un pleno cuya suspensión había sido acordada por carecer los socialistas de la documentación necesaria.

Según el fallo del TSJA, recogido por Europa Press, el juzgado de la misma jurisprudencia número uno de Sevilla ya había apreciado una "vulneración" de los derechos fundamentales del portavoz socialista en el Ayuntamiento como consecuencia del pleno celebrado el 17 de junio de 2008. En concreto, la sesión convocada para las 20,00 horas había sido suspendida porque los socialista no gozaban de la documentación relativa a los puntos del orden del día bajo la respuesta de que "no existía", si bien el primer edil convocó un nuevo pleno para las 21,00 horas manteniendo uno de los asuntos programados para la sesión anulada.

A tal efecto, el juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno había condenado al Ayuntamiento que gobierna Juan Manuel Sánchez Gordillo por vulnerar los derechos fundamentales del portavoz del PSOE a participar en "los asuntos públicos", un fallo recurrido por el Consistorio ante el Alto tribunal andaluz.

El TSJA, así, constataba la "efectiva vulneración del derecho fundamental de participación en los asuntos públicos" y creyó probado que el único punto del orden del día del pleno de las 21,00 horas, la aprobación del programa de Rehabilitación Autonómica de Viviendas para 2008, figuraba en el orden del día del pleno suspendido por carecer el PSOE de la documentación correspondiente.