20 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

Satse alerta de "coacciones" de la Dirección del Distrito Sevilla para "apartar a enfermeros de puestos directivos"

Satse alerta de "coacciones" de la Dirección del Distrito Sevilla para "apartar a enfermeros de puestos directivos"
Protesta por los ceses de enfermeros en SevillaSATSE

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería, Satse, ha denunciado las "maniobras" de la Dirección del Distrito Sanitario Sevilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para "apartar de sus puestos de dirección de Unidades de Gestión Clínica (UGC) a enfermeros" mediante el "cese" a profesionales y "coaccionando" para "relevarles de sus puestos por el mero hecho de ser enfermeros, sin mediar sentencias ni causas objetivas que lo justifiquen".

Han alertado que "desde el verano se están sucediendo tanto los ceses como los intentos de forzar la dimisión de enfermeros en puestos de Dirección de Unidades de Gestión en centros del Distrito Sanitario Sevilla". "Hasta la fecha esta situación ha afectado a siete profesionales que venía dirigiendo centros de salud en Sevilla capital, todos ellos de contrastada solvencia con más de una década en algunos casos de experiencia en la gestión", ha afeado el sindicato en un comunicado.

Al hilo, Satse ha incidido que las UGC de Polígono Sur - Las Letanías, San Pablo, Amante Laffón, Pino Montano B, El Cachorro, San Pablo o Amate, todas ellas dirigidas por enfermeros, cuentan con la acreditación avanzada de sus centros por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, proceso que implica la autoevaluación, así como una evaluación externa por parte de expertos, de la calidad del servicio frente a estándares reconocidos a nivel nacional e internacional.

Por eso, Satse ha lamentado que, "sin que existan sentencias contra los nombramientos ni argumentos objetivos que lo avalen, desde la Dirección del Distrito Sanitario Sevilla, que encabeza el médico José Manuel León-Sotelo, se está intentando apartar de sus cargos a profesionales de reconocido prestigio por el mero hecho de ser enfermeras".

"Una decisión solamente entendible desde un corporativismo médico obsoleto, que duda de la capacidad de las enfermeras para encabezar equipos de dirección, y cuando menos sorprendente viniendo de un gerente sin experiencia en la gestión pues, hasta su nombramiento el pasado mes de abril, José Manuel León-Sotelo no ha ocupado ningún cargo en el SAS, contando con nombramiento interino como médico de familia en el Centro de Salud del Alamillo", ha añadido el sindicato.

Para el Sindicato de Enfermería mientras en otros Servicios de Salud del estado los enfermeros lideran centros hospitalarios e incluso, como el caso de Baleares, donde la propia consejera de Salud es enfermera, en Andalucía, con una enfermera ejerciendo el cargo de viceconsejera de Salud y Familias, "se siguen dando pasos atrás en este sentido con medidas que en nada beneficia a la Sanidad Pública".

Ante esta situación, Satse ha ofrecido su total apoyo a los profesionales cesados argumentando que es "claramente demostrable que la gestión realizada por los profesionales de enfermería en puestos de dirección han sido totalmente satisfactorias, estando absolutamente formados y capacitados en la materia de gestión y competencias de dirección".

"Supone además un valor añadido el que las direcciones sean ocupadas por enfermeras, ya que facilitan la integración de todos los profesionales en un trabajo necesariamente multidisciplinar, promoviendo el trabajo en equipo y obteniendo mejores resultados en medidas de calidad y eficiencia".

RECOGIDO EN LA LEY

El Sindicato de Enfermería ha recordado que la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias avala la presencia de enfermeras en puestos de gestión, pues "reserva las funciones y competencias de las Direcciones de Unidad a licenciados sanitarios".

El artículo 10 de la citada Ley establece que dichas facultades y competencias, entre ellas las relativas a jefatura o coordinación de unidades y equipos sanitarios y asistenciales, la de promover el desarrollo de la gestión clínica y la gestión por procesos integrados, "no vienen reservadas a personal médico y podrán ser desempeñadas en función de criterios que acrediten los conocimientos necesarios y la adecuada capacitación".

En este sentido, Satse ha defendido la capacidad de otras profesiones sanitarias distintas a los médicos para dirigir las unidades, ya que las tareas de gestión clínica, de coordinación e integración "pueden ser atendidas con plenitud de eficacia y eficiencia por otros profesionales sanitarios".

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería ha exigido a la Dirección General de Personal de SAS que "establezca las medidas necesarias para solucionar los ceses que se vienen produciendo de profesionales de Enfermería que ocupan cargos de directores de Unidades de Gestión".

Una solución, expone el sindicato sanitario, que pasa por "incluir en el nuevo decreto de provisión de puestos directivos y cargos intermedios de los centros sanitarios del SAS, actualmente en fase de borrador, garantías de que los profesionales enmarcados en Titulaciones de Grado del grupo A2, entre las que se encuentran Enfermería o Fisioterapia, podrán optar a estos puestos y cargos en condiciones de igualdad".

Igualmente, ha pedido que se especifique en la norma qué categorías y puestos podrían acceder a los cargos directivos e intermedios, dado que así "se evitaría discriminaciones y ceses arbitrarios, que posteriormente acaben en los tribunales como los que están sucediendo en el Distrito Sevilla".

Para reclamar una solución y mostrar su malestar por la situación provocada en Sevilla y el respaldo a los cesados, profesionales de centros de salud del Distrito Sanitario Sevilla se manifestaron la pasada semana convocados por el Sindicato de Enfermería. De persistir en su intención de relevar de su cargo a todas las enfermeras, Satse ha planteado la convocatoria de nuevas movilizaciones durante las próximas semanas.

Para leer más