20 de septiembre de 2019
6 de septiembre de 2008

Sevilla.- Los antiguos Caños de Carmona estarán totalmente restaurados a mediados de octubre

SEVILLA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los antiguos Caños de Carmona, cuyos restos se erigen la avenida Luis Montoto esquina con la calle Jiménez Aranda, estarán totalmente restaurados a mediados del próximo mes de octubre, tras la reurbanización del entorno después de la limpieza del monumento.

La Empresa Metropolitana de Aguas de Sevilla (Emasesa), encargada del proyecto, explicó a Europa Press que "la piedra ya está totalmente limpia, se le ha inyectado hormigón para que quede cosido por dentro y se le han puesto nuevos cimientos, presenta otro aspecto diferente".

Por tanto, aseguró que la restauración culminará a finales de septiembre pese haberse demorado por algunos problemas derivados de la rehabilitación de unos restos que se encontraban "en muy malas condiciones".

Del mismo modo, concretó que han tenido que realizarse catas arqueológicas, ya que se ha excavado para sacar a la luz los pilares del acueducto, y probar varios soportes que sustituirán al apuntalamiento hasta encontrar los que "no mancharan la piedra y ofrecieran las máximas garantías".

Una vez culminados los trabajos sobre el monumento a finales de este mes, se acometerá la reurbanización del entorno, donde se instalará un nuevo acerado, se plantarán árboles y se colocará una valla protectora, labores que terminarán a mediados de octubre.

Hasta entonces, los restos del acueducto que data de la época almohade está revestido con una lona que muestra una imagen virtual de cómo quedará el tramo una vez concluyan los trabajos, con lo que se reducen las molestias y se facilita la integración de la obra en los edificios colindantes.

Emasesa inició en el pasado mes de marzo, con un presupuesto de 574.658 euros, los trabajos de restauración y estabilización de este tramo de los Caños de Carmona, antiguo acueducto de Sevilla que tuvo su esplendor en la época almohade.

DESDE ALCALÁ.

Los denominados Caños de Carmona no traían el agua a Sevilla desde esta localidad, sino desde Alcalá de Guadaíra procedente del manantial de Santa Lucía, hasta la Puerta de Carmona, derribada en 1868.

En este punto había un gran depósito desde el que se distribuía el agua hacia diversos lugares de la ciudad, siendo utilizado fundamentalmente por las clases más pudientes y para el riego en las Huertas del Rey, además de dar suministro a algunas fuentes públicas.

Según los historiadores, fue el califa Abu Yaqub Yusuf quien erigió esta colosal obra a la vez que mandó construir la mezquita y su alminar, La Giralda. Se estima que aportaba 5.000 metros cúbicos de agua potable al día a través de una canalización de unos 17 kilómetros de longitud, la mayor parte de ella a cielo abierto y que servía también para mover varios molinos harineros.

A la altura de Torreblanca, a unos cuatro kilómetros de la Puerta de Carmona, era donde se elevaban los arcos del acueducto. Los historiadores estiman también que estaba compuesto entre 390 y 410 arcos. El acueducto de los Caños de Carmona estuvo en uso hasta el siglo XIX y fue demolido en 1912 para permitir la expansión de la ciudad.