20 de marzo de 2019
20 de junio de 2008

Sevilla.- Aprobada la ordenanza 'antivandálica', que será evaluada en un año para modificarla si es necesario

SEVILLA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Sevilla aprobó hoy con el voto en contra de los concejales del Grupo Popular el texto de ordenanza municipal de medidas para el fomento y garantía de la convivencia ciudadana en los espacios públicos --más conocida como ordenanza 'antivandálica'--, con el acuerdo de que ésta sea evaluada de manera participativa al año de su entrada en vigor para modificar y retirar, si procede, artículos de ésta que no se hayan mostrado como eficaces.

Las características genéricas de la nueva normativa municipal fueron expuestas por la concejal de Convivencia y Seguridad, Nieves Hernández (PSOE), que incidió en el objetivo de refuerzo del papel de los espacios públicos "para trabajar por proteger lo que es de todos". En este sentido, la edil hizo un reconocimiento expreso al trabajo del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) y las entidades que han hecho aportaciones para "mejoras importantes" en la ordenanza, como la modificación de responsabilidad de padres y tutores o lo tocante a la organización de actos públicos.

También se impartirá acciones de formación policial y se garantizará la permuta de sanciones por trabajos en beneficio de la comunidad, al concebirse la norma "más que desde un punto de vista exclusivamente sancionador, asumiendo la realidad de la transgresión y del comportamiento incívico".

Hernández añadió que el gobierno estará "vigilante" para intentar la mejora del texto, para el cual ya existe un compromiso de divulgación del contenido en instalaciones tales como centros cívicos, educativos o sociales, pues "la ordenanza es de todos y por todos debe ser conocida". Por último, la edil de Convivencia y Seguridad se adelantó a posibles críticas del PP, relativas a la inclusión de regulación de la prostitución y la actividad de los 'gorrillas' en la 'antivandálica', instando a los populares a leer los informes jurídicos al respecto y respetar el consenso en la aprobación de mociones plenarias anteriores relacionadas con los 'aparcacoches' ilegales.

Tras la aprobación, la postura del PP fue expuesta por el concejal Maximiliano Vílchez, que lamentó que, aún cuando esta nueva normativa responde a un "clamor social", sea aprobada diez años después de plantearse la necesidad de esta ordenanza. Asimismo, rechazó la existencia de consenso, puesto que a los populares, alegó, "no se nos ha llamado ni informado en ningún momento", habiendo visto además como siete de sus nueve alegaciones han sido rechazadas.

Vílchez, al respecto, también expresó las dudas de su formación sobre la posibilidad de que un cuerpo de Policía Local "desmotivado y sin medios" pueda afrontar con garantías el peso de la aplicación. En lo que respecta a los aspectos concretos, el edil del PP rechazó que incluir la regulación de la prostitución en la ordenanza suponga "una solución global, sino una cuestión puntual", concretada en la sanción a los clientes de aquellas personas que ofrecen favores sexuales por dinero, mientras que en el caso de los 'gorrillas' calificó de "insuficientes" las propuestas recogidas al respecto --multas de hasta 120 euros si reinciden--, puesto que "no las van a poder cobrar ni notificar".

Por parte de IU, su portavoz, Antonio Rodrigo Torrijos, justificó el voto al señalar que la 'antivandálica' supone la participación de todos los colectivos, frente a un "concepto de la democracia estático de la derecha". Garantizó, en este sentido, que los derechos fundamentales "no sufrirán merma alguna" y que, en todo caso, se pretende fomentar una cultura de valores frente a la "represión", solicitando "evitar recurrir sistemáticamente a la sanción".

Cerró el debate el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), que agradeció la participación activa de colectivos en la ordenanza, lo que ha llevado a un retraso en su aprobación que, no obstante, "ha merecido la pena porque se ha enriquecido". El regidor, asimismo, reconoció la existencia de una "alarma" entre la ciudadanía por este tipo de comportamientos incívicos, para lo cual se ha aprobado una ordenanza que busca que "el que la haga, la pague", así como la "prevención". Por último, recordó que la labor de la Policía Local, al margen de auxiliar al Cuerpo de Policía Nacional, es hacer cumplir las ordenanzas, para lo que se le da "más facultades para perseguir estos actos, pero sin atajos".