23 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Sevilla aprueba reutilizar 21 millones del superávit para garantizar servicios públicos y la reactivación en 2021

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido en sesión extraordinaria, ha aprobado la reutilización de 21 millones de euros del superávit que se dirigirán a garantizar el mantenimiento de los servicios públicos de transporte urbano, recogida de residuos y limpieza viaria y para impulsar el plan municipal de vivienda de Emvisesa, así como para "reforzar en el presupuesto de 2021 medidas que contribuyan a la reactivación económica y social de la ciudad" ante la pandemia.

El superávit de 2019 está cifrado en 36 millones, de los que 2,9 millones se destinaron en marzo al gasto social, otros 4,5 millones se dirigen a derechos pendientes de cobro de la Agencia Tributaria de Sevilla y ocho millones son para "garantizar la solvencia del Alcázar hasta el verano". Así, quedan estos 21 millones disponibles, que tienen uso desde este martes gracias al apoyo dado por PSOE, Cs y Adelante Sevilla, con la abstención de PP y Vox.

La normativa actual exige que este dinero se ejecute antes de la finalización del ejercicio o, en caso contrario, el Ayuntamiento debería esperar hasta la liquidación del año 2020, ya entrado 2021. Por ello, de esos 21 millones registrados por la Agencia Tributaria, el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) y el Alcázar en 2019, se realizará una transferencia de 17 millones a Tussam para paliar las pérdidas de este año por la pandemia y ejecutar inversiones necesarias; una aportación de 3,2 millones a Lipasam para inversiones y una ampliación de capital de un millón de euros para Emvisesa dentro del nuevo plan municipal de vivienda.

Esta operación, tal como ha explicado el alcalde, Juan Espadas (PSOE), permitirá adelantar este dinero y, por tanto, "oxigenar" el presupuesto de 2021 liberando una cantidad similar que se destinará a reforzar las medidas aprobadas en la comisión de reactivación económica y social, centradas en salud, ayudas a sectores económicos afectados por la crisis, inserción laboral, escudo social, sostenibilidad, transformación digital y patrimonio y los equipamientos públicos.

Para Espadas, se ha tomado "una decisión que durante muchos años ha sido imposible para los ayuntamientos españoles, como es la de reutilizar ahorros para mejorar servicios públicos". "Hemos recuperado parte de la autonomía que perdimos cuando una ley del Gobierno central de la legislatura de Mariano Rajoy obligó a que todos los remanentes se dedicaran a amortizar de forma anticipada deuda. Es una medida prudente y diseñada con rigor", subraya.

En la misma línea, la delegada de Hacienda, Sonia Gaya (PSOE), ha destacado que "Sevilla es una de las primeras ciudades en poner en uso su superávit en este año especialmente difícil por la crisis sanitaria". "Hemos aprobado una operación diseñada con el mismo rigor, seriedad y seguridad jurídica que ha permitido llegar al Ayuntamiento en este momento, pese a las graves dificultades de 2020, con estabilidad presupuestaria y con ahorros que se puedan poner en uso", incide, marcándose el objetivo de "consensuar pronto" las cuentas de 2021 para "reforzar los servicios públicos, mantener la inversión y tener a Sevilla preparada para ejecutar los fondos de recuperación de la Unión Europea en cuanto estén disponibles".

"UNO DE CADA DOS EUROS A EMPLEO, AYUDAS Y REFUERZO DE SERVICIOS"

En esta línea, el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, cuya formación había abordado este acuerdo previamente con el gobierno socialista, señala que este Ayuntamiento "se ha adelantado" para reforzar los servicios con esta iniciativa y que "tanto PSOE como CS entienden que hay que disipar cualquier duda en la estabilidad de Tussam, así como fondos para Lipasam o Emvisesa". Asegura que el fondo de transporte se seguirá reclamando, tal como lo ha dicho también el alcalde, ante lo que Cs considera una "dejación grave de funciones del Estado".

Pimentel entiende que estas partidas servirán para reactivar la ciudad, a que "uno de cada dos euros irá a planes de empleo, ayudas directas y refuerzo de servicios públicos y sociales". Además, pide una tregua política para buscar el interés general de todos por responsabilidad.

PP VE "OCULTACIÓN"

De su lado, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, considera que se ha "ocultado información a los ciudadanos sobre el contenido de este pleno y que los fondos van a tapar agujeros de la gestión socialista". "No hay inversiones para temas Covid, que es lo urgente, salvo para Tussam, que además debería cubrirse con un fondo estatal", recalca.

Además, apunta a la existencia de ocho millones que van "a la cuenta 413 de Urbanismo para tapar agujeros y facturas pendientes sin consignación presupuestaria". "Mentira, ocultación y opacidad. El alcalde vuelve a la individualidad, a ir por su cuenta, yendo por libre despreciando los consensos ofrecidos por la oposición", sentencia Pérez, tras lo que Gaya le ha advertido de que "les falta oír y escuchar", indicando que es la ley la que marca que esos fondos "vayan a pagar lo que se debe, en la 413".

ADELANTE Y VOX PIDEN CONOCER EL PRESUPUESTO 2021

Por otra parte, el portavoz de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, apoya la ampliación de capital de Emvisesa y la de Tussam, pidiendo "más autobuses en las calles y más plantilla y menos gente agolpada"; mientras que indica que no queda claro para qué la aportación a Lipasam. "Nos preocupa los informes de intervención que alertan en Alcázar de que el movimiento contable puede provocar problemas de liquidez y esperamos que no se esté desvistiendo un santo para vestir a otro", avisa, por lo que apuesta por tomar medidas antes de que eso ocurra.

Asimismo, pide a Espadas que se haga público el acuerdo con Cs y el presupuesto para "no empezar 2021 sin presupuesto, ya que es urgente". "Si es cierto que quieren las aportaciones de todas las formaciones, mientras antes se sienten mejor, a no ser que se vaya a plantear unas cuentas ya cerradas con Cs", agrega.

Por último, el concejal Gonzalo García de Polavieja ha mostrado sus dudas sobre la partida 413, pidiendo "más rigor" al respecto, y advierte de que "hubiera sido deseable tener más datos concretos de cómo irán los presupuestos de 2021 para decidir estas partidas". "Con apenas 48 horas es difícil pronunciarse sobre estas cuestiones", agrega, considerando que "son muy importantes los presupuestos de 2021 y que todos los grupos puedan aportar".

REUNIÓN CON LOS GRUPOS POR LOS PRESUPUESTOS

Tras las peticiones de los grupos, Gaya se ha comprometido a tener reunión con todos los grupos para que se vea cómo están los presupuestos, "que aún no están terminados porque se ha tenido que encajar todos los asuntos derivados de la crisis".

Finalizando el Pleno, Espadas ha concluido que se ha tomado "una decisión de prudencia, con el apoyo constructivo de Cs y con el apoyo crítico o con recelo de Adelante". También ha comprendido la "desconfianza de Vox, esperando que queden los asuntos claros en el debate presupuestario". "Sin embargo, no comparto la falta de rigor o la mentira instalada permanente del PP", sentencia.

Para leer más