23 de febrero de 2020
6 de enero de 2020

Sevilla arranca 2020 con once autorizaciones más de VTC respecto a diciembre y una licencia más de taxi

En total hay en la provincia 2.331 taxis y 324 vehículos de transporte concertado

Sevilla arranca 2020 con once autorizaciones más de VTC respecto a diciembre y una licencia más de taxi
Conductores de coches VTC de empresas como Cabify y Uber - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SEVILLA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

En el marco del conflicto que enfrenta a los taxistas con los conductores de vehículos de transporte concertado (VTC) y las empresas de alquiler de coches con conductor como Uber o Cabify, el último recuento de autorizaciones para transporte de viajeros del Ministerio de Fomento refleja que a fecha de 2 de enero de este nuevo año, Sevilla contabilizaba 324 autorizaciones de vehículo de transporte concertado frente a 2.331 licencias de auto taxi, según un documento oficial del Ministerio recogido por Europa Press.

A tal efecto, las cifras reflejan que entre diciembre de 2019 y enero de este nuevo año, el número de autorizaciones de VTC creció en Sevilla de 313 a 324, frente a una sola licencia más de taxi, pues en diciembre estaban registradas 2.330 licencias de taxi y este mes son 2.331. A lo largo de 2019, en cualquier caso, han crecido tanto el número de licencias de VTC como las autorizaciones para vehículos auto taxi, pues el recuento del Ministerio de Fomento correspondiente al pasado mes de febrero de 2019, por ejemplo, reflejaba respecto a Sevilla 223 autorizaciones de vehículo de transporte concertado y 2.286 licencias de taxi.

Y es que el sector local del taxi acusa a los conductores de VTC de invadir su ámbito de actuación e incurrir en situaciones de "intrusismo", pues la regulación de los vehículos de transporte concertado prohíbe por ejemplo que sus conductores circulen a la búsqueda aleatoria de clientes o capten viajeros de manera espontánea.

INVESTIGACIÓN EN MARCHA

En el marco de este conflicto, la Policía Nacional tiene como investigados a más de 32 taxistas, por supuestos casos de acoso, violencia y amenazas a conductores de VTC e incluso a otros taxistas, toda vez que fruto de estas pesquisas policiales, el Juzgado de Instrucción número ocho de Sevilla ha incoado una causa en la que figuran como investigados los principales dirigentes de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi por supuestas coacciones y daños para acaparar la parada de taxis del aeropuerto.

En paralelo, a la hora de esclarecer cómo desarrollar en Andalucía el Real Decreto Ley que faculta a las comunidades autónomas y los municipios para regular la actividad de los VTC que operan para las empresas de alquiler de coches con conductor como Uber o Cabify, los taxistas de Sevilla capital y el Consistorio hispalense han pedido a la Junta que ciña la contratación de los servicios de VTC a una antelación mínima de entre 30 minutos y una hora, con la obligación de que estos vehículos regresen a sus bases tras cada porte, entre otros aspectos.

La Junta, frente a estas demandas, ha emitido un borrador con propuestas para la ordenación y modernización del sector del transporte discrecional en vehículos turismo, que abarca tanto a los taxis como a los vehículos de transporte concertado, con la posibilidad de que los taxistas ofrezcan un precio cerrado al usuario en los servicios precontratados o realizar servicios cobrando por plaza, entre otros aspectos.

LAS ESTACIONES DE VTC

En cuanto a los VTC, y mientras dicho decreto ley estipula un régimen transitorio de cuatro años para que las comunidades autónomas y los municipios adapten las normativas, periodo en el que los VTC podrán seguir operando como hasta ahora en el ámbito urbano, las propuestas de la Junta incluyen para dicho periodo la creación de estaciones de VTC ubicadas en el perímetro de los núcleos urbanos, para que tal servicio sea prestado desde estas ubicaciones.

La idea, según precisa la Junta respecto a sus propuestas, es que los VTC estén obligados a regresar a dichas estaciones cuando completen sus servicios "salvo que tengan otro servicio precontratado", apostando por supervisar la actividad de los VTC mediante una página web de control andaluza que se nutra de la estatal y permita complementar aquellos campos de los que ésta carezca.

Las asociaciones del sector del taxi, no obstante, formularon alegaciones ante dicho borrador para la citada regulación, en demanda especialmente de que los servicios de los VTC que operan para Uber o Cabify estén sujetos a un tiempo mínimo de precontratación antes de la realización del porte. Tal extremo, según indicaba a Europa Press Fernando Morales, presidente de la Unión Sevillana del Taxi, es el principal "caballo de batalla" de los taxistas, que recientemente reanudaban sus movilizaciones en demanda de avances en la negociación de la futura normativa autonómica.

Para leer más