25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    Sevilla.- Declarado Bien de Interés Cultural como monumento el convento de los Carmelitas Descalzos de Écija

    SEVILLA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La iglesia de la Limpia Concepción de Nuestra Señora y la portada del antiguo convento de los Carmelitas Descalzos de Écija (Sevilla), un edificio representativo del barroco andaluz cuyas primeras obras datan de 1591, ha quedado finalmente inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento tras consumarse el procedimiento administrativo incoado a tal efecto, según un decreto de la Consejería de Cultura recogido por Europa Press.

    La fundación del primitivo convento de los Carmelitas Descalzos de Écija se remonta al año 1591 gracias a la iniciativa del regidor, don Sancho de Rueda, y de su esposa, doña María de Cárdenas. La iglesia fue inaugurada en 1614, pero a lo largo del siglo XVII se sucedieron las fases de ampliación y remodelación de las casas incorporadas, trazándose y edificándose el resto de las dependencias y procediéndose a la decoración del templo con el levantamiento de la portada principal y la realización de los trabajos de yeserías y pinturas murales del interior.

    Esta ornamentación, no obstante, sería sustituida y completada durante el siglo XVIII con otros programas decorativos tardobarrocos, entre los que destacan las yeserías realizadas a principios de la segunda mitad del siglo y la aportación de gran parte de su amueblamiento.

    En su conjunto, y según el informe técnico estimado por la Consejería de Cultura, el carácter "unitario" de estos trabajos singulariza el interior de este templo como una obra en la que "el valor dominante es la unicidad de criterio estético existente entre la fisonomía de su arquitectura y el programa decorativo" de las yeserías, pinturas murales o de caballete, aplicadas a determinados registros parietales, y su conjunción con el resto de los elementos no estructurales y de carácter mueble. Esta concepción unitaria del interior del inmueble "consigue un ejemplo muy particular de integración de la arquitectura, la escultura y artes decorativas", constituyendo un claro referente del arte del Barroco andaluz.

    Así, a través de este grado de catalogación, se reconoce en este monumento valores históricos, arquitectónicos, artísticos y antropológicos del Barroco que concurren "tanto en el total de su fábrica como en el conjunto de piezas asociadas a ella". Igualmente, y siempre según el argumentario especializado, el monumento "se imbrica" en el legado edificado del Conjunto Histórico de la ciudad de Écija, en el que una de las características fundamentales es la determinada por el movimiento artístico del Barroco.

    A través de este decreto, de hecho, se materializa el acuerdo adoptado en enero de 2008 en el seno de la Comisión provincial de Patrimonio Histórico, que resolvió incoar el procedimiento administrativo ahora consumado.