14 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

Sevilla.- Feria.- Facua denuncia ante el Ayuntamiento a tómbolas por proporcionar armas blancas no permitidas a menores

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La asociación de consumidores Facua-Consumidores en Acción ha denunciado ante la Delegación de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla la recepción de varios avisos en los que se alertaba sobre la tenencia por parte de menores de edad de armas no permitidas, que supuestamente habrían sido facilitadas en varias tómbolas de la calle del Infierno de la Feria de Abril.

El portavoz de Facua-Sevilla, Rubén Sánchez, explicó a Europa Press que la denuncia, interpuesta en el día de ayer, hace referencia a la tenencia de diversos tipos de navajas, espadas y otras armas blancas "que se estaban entregando a menores de edad como premios incluidos entre los regalos de las tómbolas en cuestión".

Dado que la venta o suministro a menores estaria prohibida, y que en todo caso se haría necesario investigar si las armas en concreto estarían dentro del catálogo de obligatoriedad de licencia que la normativa sobre armas establece, Sánchez señaló que la asociación ha pedido a Salud y Consumo que "realicen las inspecciones necesarias para ver si se producen estas prácticas y, caso de confirmarse, procedan al decomiso de la mercancía y al expediente de los responsables".

No fue ésta la única denuncia interpuesta por Facua. Al parecer, y siempre según avisos de particulares, entre los premios de las tómbolas se incluyen réplicas de coleccionista de pistolas con punteros láser cuya intensidad podría vulnerar la normativa de regulación, dada la posibilidad de lesiones visuales.

"No podemos saber si se cumple la normativa, aunque según las primeras estimaciones la intensidad estaría muy por encima de los punteros usados, por ejemplo, por los profesores, por lo que se hace necesario verificar este extremo", apuntó el portavoz de Facua-Sevilla.

Por último, la agrupación de consumidores alertó sobre la existencia de un establecimiento de tiro al blanco con escopeta de plomillos cuya pared del fondo "tiene una configuración que provoca que cuando se falla, lo que ocurre con mucha frecuencia, las municiones reboten a gran distancia".

Ello acarrearía, según Sánchez, riesgo de causar lesiones "considerables" tanto a los participantes como a los espectadores de la actividad.