29 de noviembre de 2020
8 de abril de 2006

Sevilla.- La Inspección paralizó 30 empresas e impuso sanciones por 2,4 millones por incumplir las medidas de seguridad

SEVILLA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Trabajo en Sevilla paralizó el pasado año la actividad de 30 empresas en la provincia de Sevilla por incumplir las medidas de prevención y seguridad en el trabajo, una situación por la que impuso 828 infracciones por una cuantía total de 2.438.026 euros.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Junta, del total de 30 centros de trabajo paralizados "por entender que podía existir riesgo grave e inminente para los trabajadores", 25 eran empresas dedicadas a la construcción, dos del sector servicios, una de alimentación y una del metal). Además, la Inspección puso en conocimiento del Ministerio Fiscal un total de 15 casos.

Durante la pasada campaña inspectora, ejecutada por la Inspección de Trabajo en colaboración con la Consejería de Empleo --que tiene atribuidas competencias en la coordinación de objetivos-- se realizaron un total de 3.976 visitas a distintas empresas en materia de prevención de riesgos laborales.

Por sectores, se realizaron 2.505 visitas a empresas de construcción; 677 a empresas de servicios; 282 a comercios; 164 a empresas del metal, mientras que el resto (348) se realizaron a otros sectores, como la agricultura/ganadería, alimentación, hostelería o empresas de la madera.

Las fuentes indicaron que en total, se llevaron a cabo 12.487 actuaciones en materia de seguridad y salud laboral (7.947 de ellas en el sector de la construcción), tras las que los inspectores impusieron 828 infracciones por una cuantía total de 2.438.026 euros.

Por sectores, las infracciones impuestas por la Inspección de Trabajo se centraron principalmente en empresas dedicadas a la construcción (574), servicios (77), comercio (50) y agricultura y ganadería (35), entre otras.

En 2004, la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Sevilla realizó 17.771 actuaciones en materia de seguridad y salud laboral, de las que resultaron 1.224 infracciones. La Inspección de Trabajo llevó a cabo 49 paralizaciones, por entender que podía existir riesgo grave e inminente para los trabajadores y realizó 17 comunicaciones al Ministerio Fiscal.