19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • 2 de febrero de 2008

    Sevilla.- La Oficina del Defensor del Ciudadano resuelve el 88% de los expedientes anteriores al año 2007 y ve "mejoras"

    SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones del Ayuntamiento de Sevilla, también conocida como Oficina del Defensor del Ciudadano, ha anunciado la resolución del 88% de los expedientes abiertos anteriores a 2007 --110 de 125--, incidiendo asimismo en que, desde la puesta en marcha de la comisión tras las elecciones municipales, se ven "mejoras" en su funcionamiento.

    Cuestionado al respecto por Europa Press, el presidente de la comisión, Francisco Romo, indicó que el nivel de satisfacción por parte de los componentes de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones es "bueno", aunque la dinámica de trabajo "es totalmente diferente".

    Y es que, según recordó Romo, el año 2007 ha sido "muy especial y atípico", ya que, al tardío nombramiento de la presidencia de la comisión, en octubre, añadió el hecho de que fuera año electoral, en el que "se dejó un hueco muy importante", en alusión a la marcha del anterior titular del cargo, Luis Pizarro, a una de las adjuntías de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz.

    "Fue un año complejo porque también nos mudamos de Marqués de Contadero a República Argentina, en un cambio casi absoluto", añadió el Defensor del Ciudadano, que aludió al objetivo marcado de que la primera instancia "funcione mejor".

    Así, Romo aseguró que el objetivo, pese al "gran paquete" de expedientes que aún existe, "se está logrando, porque la intención es que se dirijan al Ayuntamiento y ya notamos que se dirige mucha menos gente". Asimismo, ofreció como hitos a alcanzar una comunicación más fluida con la ciudadanía, para lo cual, en breve, se incluirá publicidad sobre el funcionamiento de la oficina.

    A ésta, los vecinos pueden dirigirse por correo electrónico, mediante los registros centrales o de los distritos, de manera personal o incluso "por correo ordinario", concluyó Romo.