26 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Sevilla.- Residentes de Psiquiatría se reúnen para estudiar las emociones en la esquizofrenia y el trastorno bipolar

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de médicos residentes de Psiquiatría se reunirán este fin de semana en Sevilla para tratar el tema de las emociones en la esquizofrenia y en el trastorno bipolar, enfermedades mentales graves que afectan a todos los ámbitos de la persona: el físico, el mental, el emocional y el social, por lo que el abordaje integral del paciente es fundamental para el éxito de la terapia.

En un comunicado, los organizadores explicaron que estas reuniones, que tienen una periodicidad anual y dos días de duración, tienen como objetivo colaborar en la formación de los futuros especialistas de psiquiatría y, en este caso concreto, concienciarles de la importancia que tienen las emociones en sus pacientes.

Este curso destaca por su metodología original, ya que los mismos MIR (médicos internos residentes) preparan la información y la exponen, de manera que "se estimula la obtención de datos científicos y la presentación en público", destacó el doctor Luis Agüera, del Servicio de Psiquiatría del Hospital 12 de Octubre de Madrid, y moderador de la sesión 'Las emociones en el trastorno bipolar'.

El comunicado detalla que las emociones en la esquizofrenia y en el trastorno bipolar son diferentes: "En el caso de la esquizofrenia los pacientes tienen un mundo emocional que con frecuencia es más plano y empobrecido, y precisan un estímulo en el campo emocional. En el caso del trastorno bipolar las emociones están más a flor de piel". En este sentido, el doctor Agüera señaló que "el mundo emocional del paciente puede tener implicaciones en la elección del fármaco, ya que hay fármacos que controlan mejor que otros ese mundo emocional".

Este especialista destacó que los pacientes tienen un mundo emocional que muchas veces el psiquiatra no alcanza a poder analizar en el breve tiempo de que disponen para su atención, y que, "si se tiene en cuenta este aspecto emocional del paciente, las decisiones médicas no son una decisión que el médico impone y el paciente cumple, sino que son decisiones compartidas entre los dos".