16 de octubre de 2019
14 de enero de 2009

Sevilla.-Sucesos.-La Guardia Civil detiene a cuatro personas con que transportaban nueve kilos de hachís

SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Lebrija (Sevilla) han detenido a tres hombres y a una mujer por un supuesto delito contra la salud pública, al encontrarles nueve kilos de hachís en uno de los dos vehículos en los que viajaban. Según informó la Benemérita en un comunicado, los hechos se iniciaron cuando guardias civiles se encontraban prestando servicio en las inmediaciones de Las Cabezas y dieron el alto a dos vehículos que les resultaron sospechosos.

En uno de ellos circulaban dos varones que, tras ser identificados y no encontrarles nada en el vehículo, continuaron su marcha. En el otro vehículo circulaba una mujer y un varón que cuando la Guardia Civil les solicitó la documentación se mostraron "visiblemente nerviosos".

Los agentes al inspeccionar el vehículo encontraron signos de manipulación, por lo que realizaron una inspección con el can del Servicio Cinológico de nombre Lucas.

Acompañado de su guía, detectó la presencia de droga y encontró 23 paquetes de lo que podía ser hachís ocultos en el vehículo, lo que se confirmó con el drogatest. Una vez en dependencias policiales, la droga arrojó un peso aproximado de 9.000 gramos.

Los guardias civiles detuvieron a los dos ocupantes del vehículo, identificados como A.H. y R.D.Q., por un supuesto delito contra la salud pública.

Los agentes sospecharon que el vehículo que pararon con anterioridad y dejaron continuar su marcha pudiera estar vinculado con el que llevaba la droga, actuando de vehículo lanzadera, por lo que realizaron una búsqueda por la zona y finalmente encontraron en un área de descanso próxima a los dos ocupantes del vehículo en cuestión, en actitud de espera.

Una vez registrado el vehículo más detenidamente, hallaron en su interior 11.000 euros y varios teléfonos móviles, y tras realizar varias comprobaciones, los guardias civiles detuvieron a M.M.A. y a otra persona indocumentada, de la que se está indagando su identidad, por un supuesto delito contra la salud pública.