9 de abril de 2020
20 de diciembre de 2008

Sevilla.- Vecinos de la Alameda se quejan de deficiencias en el acabado de la obra inaugurada hoy

SEVILLA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de la Alameda de Hércules se quejaron hoy de las deficiencias que a su juicio presenta este enclave después de que hoy fuera "inaugurado" por el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, después de varios años de obras para su remodelación.

La presidenta de la asociación de vecinos, Pilar Solís, señaló a Europa Press que "faltan muchas cosas" para que la Alameda esté "bien", ya que "cuando llueve se encharca, el suelo está negro y es una pena, no hay cacharritos para niños y las farolas son un crimen, una bofetada a los vecinos".

En este sentido, Solís criticó que "en las entradas de las calles Juan de Oviedo y Santa Ana se forman charcos con la lluvia que hay que sortear", mientras que el suelo, en su opinión, "es una pena, porque con lo bonito que era está negro y no creo que haya producto de limpieza que lo limpie".

Asimismo, la presidenta vecinal afirmó que en la presentación del proyecto se pidió al arquitecto la colocación de una zona con toboganes y columpios para niños, "ante lo que se negó afirmando que parecería un guetto". "Que en un sitio tan amplio no haya sitio para que los niños jueguen es una desgracia", insistió Pilar Solís, quien protestó por el hecho de que "en casi todas las plazas del casco antiguo haya columpios y en la Alameda no".

"Faltan muchas cosas, espero que de aquí a un año, con los últimos remates, quede mejor", declaró, al tiempo que echó de menos "la hierba prometida que aparecía en los planos y no se ha puesto". "No sé si es que no crece, pero no está", afirmó. Pese a ello, reconoció que pese a todo "se puede pasear e ir a tomar una cerveza tranquilo". "No está como nos hubiese gustado, pero está mejor que antes", concluyó.