18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    Sindicatos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua formalizan sus propuestas alternativas al plan de ajuste

    SEVILLA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La dirección y los representantes de los trabajadores de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) andaluza --dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía-- han mantenido este miércoles una reunión, tras una primera toma de contacto la pasada semana, en la cual las centrales sindicales han formalizado por escrito sus alternativas vinculadas al plan de ajuste tras el acuerdo alcanzado para retirar los recortes en el organismo y la subsiguiente desconvocatoria de las protestas organizadas, incluyendo un encierro que ya había comenzado en la Catedral de Sevilla.

    El secretario general de UGT en la Amaya, Juan Sola, ha manifestado a Europa Press que la dirección del ente ha estado "más receptiva" a las propuestas sindicales ya planteadas, si bien aún no se ha producido respuesta concreta a ninguno de los planteamientos. Así, estiman que puede haber posibilidades de acuerdo, "a expensas de algunas consultas".

    "Lo más importante es estabilizar a los trabajadores en fraude de ley y a los que ya tenían que ser indefinidos", ha explicado Sola, que ha añadido que los trabajadores y la dirección de la agencia han quedado emplazados a una nueva reunión el próximo lunes 24 de febrero.

    Por otro lado, el responsable de la sección sindical de CSIF en la Amaya, Javier Martínez Punzano, ha manifestado a Europa Press su "decepción" por el hecho de que la Junta "aún no haya estudiado" las propuestas de la central, "en las que la primera interesada debería ser la empresa".

    En concreto, se han planteado medidas que supondrían unos cinco millones de euros de ahorro a la empresa, entre las que se incluyen las jubilaciones parciales de 190 trabajadores mayores de 61 años, con las cuales trabajarían el 25 por ciento de la jornada --tres meses al año--, cubriéndose el otro 75 por ciento con contratos de relevo a empleados temporales no indefinidos.

    Asimismo, también se ha sugerido incentivar económicamente que algunos trabajadores pudieran reducir voluntariamente su jornada, convirtiendo sus contratos en fijos discontinuos, lo que podría suponer un ahorro anual de 1,2 millones de euros al año hasta la jubilación, si a ello se acogieran unas 200 personas.

    Uno de los puntos de importancia reivindicados ha sido el de que la empresa reconozca mediante acuerdo en convenio colectivo la categoría de bombero forestal al personal del dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía (Infoca) --un sector vinculado al sindicato CGT ya ha anunciado que protestará ante el Parlamento el 28-F--, lo que permitiría a este personal acogerse a la jubilación anticipada a los 60 años y rejuvenecer así la plantilla, acabando con la problemática de "gente mayor que no pueden actuar en los incendios pero que deben seguir contratados".

    RETIRADA DEL PERIODO DE CONSULTAS

    El acuerdo firmado y respaldado por los delegados sindicales con la dirección de la Amaya supone la retirada del periodo de consultas abierto para la modificación sustancial de las condiciones de trabajo y, en concreto, de las reducciones de salario y jornadas que se proponían para los trabajadores.

    Los términos del acuerdo, firmado entre la Junta y las tres centrales sindicales con representación en el ente --CCOO, UGT y CSIF--, suponen asimismo la retirada de cartas que se habían remitido a algunos trabajadores con impedimentos "provocados por el trabajo en la agencia" donde se informaba de reducciones contractuales.

    Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha aclarado que este proceso de negociación pretende evitar el despido de los trabajadores de Amaya, pero recuerda que es "necesaria" la puesta en marcha de un plan de ajuste como consecuencia de una reducción en 2014 de 1.200 millones de euros de las transferencias del Gobierno central a Andalucía, lo que se traduce "en una imposición del Estado a la que desde la Junta se le quiere dar la mejor solución".

    El departamento que dirige la consejera María Jesús Serrano ha aclarado que los trabajadores del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales (Infoca) no verán modificados el tipo de contrato que mantenían hasta el momento, descartándose el fijo discontinuo.