24 de octubre de 2020
21 de enero de 2020

El Teatro de la Maestranza de Sevilla acoge este sábado '20 años de Querencia' de Mayte Martín

El Teatro de la Maestranza de Sevilla acoge este sábado '20 años de Querencia' de Mayte Martín
Mayte Martín - TEATRO MAESTRANZA - ARCHIVO

SEVILLA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Teatro de la Maestranza de Sevilla acoge este sábado a las 20,00 horas el espectáculo '20 años de Querencia' de Mayte Martín, concebido y creado "en honor a los que infundieron estética y verdad al flamenco".

"Un homenaje a aquellos que con su impronta y su grandeza hicieron inmortal este arte", así lo describe en un comunicado el teatro, que concreta que Mayte Martín estará al cante; Alejandro Hurtado y José Tomás, a la guitarra; David Domínguez, en percusión; Marta Cardona, al violín; y Joaquín Arrabal, de contrabajista, todo ello con la colaboración especial de Patricia Guerrero.

"Esta actuación también es, sobre todo, un espacio desde donde honrar a quienes me dejaron esta herencia ética que es mi fortuna; y un gesto de reverencia a aquello que me ha permitido conservar hasta el día de hoy la certeza de lo cierto, la consciencia de lo que me hizo quien soy y el respeto por lo sagrado que en mí infundieron mis antecesores", ha declarado la propia Mayte Martín sobre la función.

La memoria es el hilo conductor y la razón de ser de este recital, que permite a la cantante "que sobreviva y sangre lo que ya no se puede tocar, que instala en las células y tatúa en el alma vivencias, palabras, gestos, instantes y sonidos que configuran para siempre nuestro ser y estar".

De ese respeto nace su "impulso transmisor de esencia". "Eso que sobrevivió y sobrevive a los tiempos y a las modas, eso que más allá de estéticas y formas, se queda flotando en el aire por los siglos de los siglos, y que cuando se palpa, suscita la dulce querencia", concluye.

Nacida en Barcelona en 1965, Mayte Martín "pertenece a esa extraña categoría de artistas que no necesitan, ni quieren, sacar un disco cada dos años para sobrevivir, ni por conservar un sitio en la actualidad o en la memoria del público", reseña el teatro.

La define como una de las cantaoras de mayor prestigio del panorama actual del flamenco. Posee el aval del reconocimiento de los críticos, la aquiescencia colectiva de la afición y un interesante fajo de premios. Pero el reconocimiento más extendido le llega de la mano del público, que aprecia su cante preciosista y sereno, lleno de matices.

Desde sus primeros pasos rompe moldes: nace con ella y defiende desde sus comienzo, una filosofía muy peculiar y un concepto de la profesión absolutamente transgresores dentro del ámbito del flamenco, siendo considerada por su estética artística y su discurso, pionera y puntal del denominado 'flamenco catalán', y referente importante de la nueva hornada de jóvenes flamencos.