5 de marzo de 2021
26 de septiembre de 2014

Un Tedax pierde una mano y otro resulta herido leve al estallar un explosivo que manipulaban

SEVILLA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Si bien el Cuerpo Nacional de Policía informaba esta tarde de que había perdido un brazo uno de los dos agentes de la unidad de Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) heridos al estallar el artefacto explosivo que manipulaban en sus instalaciones del Cortijo de Cuarto, perdiendo cuatro dedos de una mano el otro agente, la Policía Nacional ha corregido la información proporcionada y explica que uno de los Tedax ha perdido una mano y el otro ha resultado finalmente herido leve.

   Según han informado de nuevo a Europa Press fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, ambos miembros de los Tedax se encontraban realizando unas prácticas en el acuartelamiento de la Policía Nacional del cortijo de cuarto, sede de las unidades especiales del Cuerpo Nacional de Policía. Los agentes estaban manipulando un artefacto explosivo cuando, a cuenta de la deflagración el mismo, uno de ellos habría sufrido la pérdida de una mano, no del brazo completo como informaba antes la Policía, y otro ha resultado "herido leve".

   Ambos fueron evacuados al hospital Virgen del Rocío, donde el herido leve está ya en el área de Observación y el funcionario que ha perdido una mano está sedado y pendiente de ser intervenido, según han informado a Europa Press fuentes del caso, toda vez que los médicos estarían pendientes de dilucidar si es posible o no reimplantarle la mano.

INSPECCIONAN LOS TALLERES EN LOS QUE PRACTICABAN

 La Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía ha inspeccionado los talleres del Cortijo de Cuarto, en Bellavista, donde dos agentes de la unidad de Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) han resultado heridos al estallar el artefacto explosivo que manipulaban durante unas prácticas, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

   Ambos miembros de los Tedax se encontraban realizando unas prácticas en el acuartelamiento de la Policía Nacional del cortijo de cuarto, sede de las unidades especiales del Cuerpo Nacional de Policía. Los agentes, en el marco de unas prácticas, estaban manipulando un artefacto explosivo cuando, a cuenta de la deflagración el mismo, uno de ellos habría sufrido la pérdida de una mano, no del brazo completo como informaba en principio la Policía, y otro ha resultado "herido leve".

   Ambos fueron evacuados al hospital Virgen del Rocío, donde el herido leve está ya en el área de Observación y el funcionario que ha perdido una mano está sedado y pendiente de ser intervenido, según han informado a Europa Press fuentes del caso, toda vez que los médicos estarían pendientes de dilucidar si es posible o no reimplantarle la mano.

Para leer más