23 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Testigo sobre el acusado de matar a su exmujer en Sevilla: "Fue con mucha decisión a llevársela por delante"

Testigo sobre el acusado de matar a su exmujer en Sevilla: "Fue con mucha decisión a llevársela por delante"
Juicio con jurado en Sevilla a un hombre acusado de matar a su exmujer y herir a una prima (d) en junio de 2017 en Sevilla, a 21 de enero de 2020. - MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

SEVILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un testigo presencial, dueño del garaje donde se refugió la mujer que falleció en junio de 2017 en la barriada de Palmete después de que su exmarido le asestara varias puñaladas, ha asegurado en la segunda sesión del juicio, que se está celebrando en la Audiencia de Sevilla ante un jurado popular, que este lo hizo "con mucha decisión" para "llevársela por delante".

Durante su declaración, este hombre, quien en esos momentos estaba lavando un coche en la citada cochera, ha relatado que la fallecida entró en el garaje con un niño pequeño pidiendo auxilio y mientras él le preguntaba qué le pasaba, ha asegurado que no le dio tiempo a cerrar la puerta, momento en el que entró el acusado y empezó a darle puñaladas. "Vi a un hombre con un cuchillo en la mano, al verme se quedó bloqueado y cuando vio a la mujer, se ensañó con ella", ha señalado.

"Vi cómo le clavaba el cuchillo, primero detrás de la puerta, y después detrás de un pilar, con ella ya en el suelo, siguió dándole puñaladas mientras el niño le pedía que parara", ha remarcado el testigo, quien ha recordado que le dio con una palo metálico en la pierna al acusado, motivo por el que paró y huyó del lugar, momento en el que el niño le dijo "a mi papá, no".

"Hice lo que pude, fue muy rápido y no pude defender a la mujer", ha lamentado el testigo, quien ha remarcado en varias ocasiones que, por la escena que él contempló, "su objetivo era matarla. Estaba decidido y lo consiguió", cuestión que ha corroborado su mujer, quien intentó auxiliar a la víctima.

LA FALLECIDA PIDIÓ AYUDAS SOCIALES

En esta sesión también ha declarado la prima de la fallecida, que resultó herida después de que el acusado le asestara una puñalada en la barriga y la hiriera de gravedad, y ha asegurado que este hombre, sobre el que pesaba una orden de alejamiento, "las amenazó" varias veces con matarlas a las dos y que estaba "convencida de que lo iba a hacer", así como que su prima, la fallecida, estaba en su casa ese día porque "el día anterior peleó con los padres, fue a los servicios sociales a pedir asilo en un piso de acogida" pero los hechos ocurrieron a los dos días y "no le dio tiempo".

Sobre lo ocurrido, ha relatado, protegida por una mampara, que salió de la vivienda con su prima, su hijo, el que era su pareja, y una vecina le alertó mediante señas de que ese hombre estaba allí. Cuando lo vio, ha asegurado que le dijo "Paco, ¿qué pasa?" y él le dijo "qué de qué" y le asestó la puñalada. Tras ello, esta mujer le pidió que le sacara el cuchillo, él se fue corriendo y unos instantes después cayó al suelo.

El que era su pareja, hasta el momento de los hechos, quien ha subrayado que está "muy mal" psicológicamente, también ha declarado y ha asegurado que él sabía que las había amenazado y les dijo que pidieran ayuda. Tras lo sucedido, fue a socorrer a su pareja mientras vio que la fallecida salió corriendo con el niño. "No soy Superman, no pude auxiliar a las dos" y, durante su declaración, el propio acusado le ha dicho en la sala que realmente "iba a por él", motivo por el que el juez le ha llamado la atención.

Por último, la vecina, que avisó por señas a la prima de la fallecida de la presencia de este hombre, ha asegurado que no lo conocía pero que le resultó "sospechoso" que estuviera allí y que girara la cabeza para que no le reconociera. "Pensé que le quería robar, por eso la avisé".

El juicio continúa este jueves con la declaración de los agentes de Policía Nacional que intervinieron en el caso, cuyo acusado, que se enfrenta a penas entre 26 y 46 años de cárcel, ha reconocido los hechos pero ha asegurado que no quería matarla sino que perdió "el control" y se le fue "la cabeza".