26 de enero de 2020
27 de noviembre de 2014

Trassa crea en El Ronquillo un nuevo modelo de convivencia en residencias que pone en el centro al usuario

Trassa crea en El Ronquillo un nuevo modelo de convivencia en residencias que pone en el centro al usuario
EUROPA PRESS/MACROSAD

SEVILLA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Trassa ha presentado este jueves, en el marco de una jornada, su nuevo modelo de convivencia en residencias que ha puesto en práctica en las instalaciones de El Ronquillo, donde "desaparece la rigidez de horarios y se tienen en cuenta las preferencias del usuario".

En un comunicado, detalla que el modelo presentado crea un referente basado en los principios de "bioética, intimidad, confidencialidad, autonomía, empoderamiento y participación activa en el entorno". En definitiva, "un modelo de atención pionero en el entorno geográfico", según lo ha puesto de manifiesto la gerente de esta cooperativa de integración, Alicia Carrillo.

Carrillo ha inaugurado la jornada 'Caminando hacia un nuevo modelo de convivencia en residencias', junto a la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisca Díaz, y el administrador de Trassa, Andrés Rodríguez.

En este contexto, Carrillo ha explicado que han sido diversas circunstancias las que han llevado a creer en la necesidad de crear una identidad "propia y distintiva". Entre ellas, menciona el "aumento del número de plazas concertadas desocupadas, cambios en la financiación o la ralentización de la Ley de Dependencia".

"La apuesta fue crear hogar, un centro que, por sus peculiaridades y características intrínsecas, contaba con todos los parámetros para conseguirlo, ya que está ubicado en el centro urbano, con grandes habitaciones y con un reducido número de usuarios, lo que lo hace especialmente acogedor", ha señalado Carrillo.

De esta forma, asegura que la residencia 'El Ronquillo' se ha transformado en un centro "sin rigidez de horarios y de normas estrictas, tratando de unir un distintivo más a los que ya se trabaja desde todos los centros de Trassa, como es el principio de autonomía y empoderamiento, aspecto diversificado en dos objetivos claves, que son flexibilidad y la atención personalizada".

"Si bien nuestros usuarios no pueden ya permanecer en su entorno, hagamos y trabajemos para que nuestro entorno sea el más parecido al suyo, es decir comenzamos un proceso de transformación para conseguir que nuestro centro cada vez se parezca más a lo que dejan en sus hogares", ha subrayado la gerente de Trassa, que ha apuntado que para ello se ha requerido la implicación del equipo de trabajo, de los usuarios y de su familiares.

Así, subraya que el resultado ha sido la creación de una unidad de convivencia, formada por aproximadamente diez usuarios, con un comedor propio y zona de estar. También, indica que se ha fomentado el reconocimiento de la individualidad de cada persona, "dándole importancia a sus deseos y preferencias", de manera que se han llevado a cabo entrevistas para conocer las horas a las que querían levantarse y se han organizado las habitaciones en función de ello, se les ha dado opción de elegir menús o de mostrar sus preferencias a la hora de ser atendidos por uno u otro trabajador.

"Ya no existe una sola forma de hacer las tareas, sino tantas como usuarios tenga el centro", ha indicado Eva María López, directora del centro de personas mayores 'El Ronquillo', que ha destacado la importancia de la creación de entornos flexibles, adaptándolos a las peculiaridades de cada persona.

Así, por un lado, se ha hecho una personalización de los espacios, de forma que las habitaciones se convierten en pequeñas zonas de estar con garantía de privacidad e intimidad, decoradas según sus gustos y con sus objetos preferidos (sillones relax, televisión, frigorífico, entre otros). Por otro lado, se ha establecido flexibilización horaria para levantarse o acostarse, para las comidas, para salir y entrar, así como mayor amplitud de horarios de visitas.

Esta práctica profesional enmarcada en un centro concertado conlleva la visión de los distintos sistemas que convergen en el servicio de atención residencial, por eso desde Trassa se considera muy necesario crear un espacio que favorezca la sintonía en este nuevo abordaje. Por ello, se ha contado con la visión de la propia Agencia de Calidad Sanitaria, el Consejo Andaluz de Mayores y el Servicio de Inspección de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, que aportarán las distintas perspectivas en la atención de personas mayores en centros residenciales.