19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    UGT-A y CCOO-A valoran la bajada del paro en junio, pero advierten de la falta de calidad del empleo creado

    SEVILLA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos UGT y CCOO han valorado este miércoles los datos del paro en Andalucía, si bien han lamentado la falta de calidad del empleo creado y han recordado que 700.000 familias andaluzas no tienen ningún tipo de ingreso".

    El secretario de Empleo y Formación de UGT-A, Oskar Martín, ha afirmado que "no se pueden echar campanas al vuelo mientras haya gente que no pueda poner un plato de comida en la mesa y menos con 1.022.986 parados en Andalucía". "Ha bajado el paro sí, pero gracias a las contrataciones veraniegas, contratos absolutamente temporales y a tiempo parcial", ha subrayado.

    "Que baje el paro es una noticia positiva", argumenta Martín, "pero la lectura hay que llevarla más allá". Así, ha señalado que ha descendido el paro, ha aumentado la cotización a la Seguridad Social, pero el 96 por ciento de los contratos son temporales y a tiempo parcial.

    "¿Qué tipo de mercado laboral estamos creando? ¿En qué condiciones saldremos de la crisis? ¿Con trabajos absolutamente temporales, sin ningún tipo de estabilidad, con sueldos paupérrimos y malas condiciones?", ha subrayado.

    El secretario de Empleo y Formación critica además la última intervención del presidente de la patronal, Juan Rossell. "Nos parece una barbaridad y una indecencia que acuse a las amas de casa de apuntarse al paro para cobrar un subsidio. ¿Se cree Rossel que la gente está en el paro porque quiere? ¿Está acusando de algo a los desempleados? Ojalá las amas de casa pudieran cotizar por un trabajo que las tiene en el tajo 24 horas al día sin ser recompensado ni valorado, en muchos casos", ha lamentado.

    Por último, ha criticado la reforma fiscal planteada por el Gobierno. "No es un cambio integral, es un cambio parcial dentro de las políticas tributarias que benefician una vez más a las rentas más altas frente a las clases medias y bajas". Martín cuestiona además una reforma que no ha contado con los interlocutores sociales y que plantea unos tramos "absolutamente injustos". "Introducir, además, la necesidad de tributar por las indemnizaciones por despido es castigar doblemente al trabajador: primero por ser despedido y segundo, por verse obligado a declarar el dinero de su despido".

    PENSANDO EN LA LUNA

    Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha acusado al Gobierno central de "estar pensando más en la luna que en la realidad de la ciudadanía" y ha advertido que el anuncio de que este año será el mejor año turístico de la historia "no es más que un ilusionismo estadístico".

    "No es posible lanzar las campanas al vuelo diciendo que el crecimiento del empleo es magnífico cuando en Andalucía, por ejemplo, hay más de un millón de personas en desempleo y cuando esas cifras bajan a costa de precarizar el mercado laboral con contrataciones que, en ocasiones, rozan la esclavitud".

    Carbonero ha criticado con dureza las palabras del presidente de los empresarios de España sobre el número de "amas y amos de casa apuntados en los servicios públicos de empleo para cobrar algún subsidio" y ha dejado claro que es una "gran irresponsabilidad e indecencia muy alejadas del papel que debe jugar su organización en la sociedad".

    Pese al descenso en 14.712 personas de las listas del paro, el líder de CCOO-A, ha afirmado que se trata de un "ilusionismo estadístico creado por los gobiernos que no tienen en cuenta lo que pasa en la realidad".

    Una realidad que, según ha explicado, pasa por contrataciones "absolutamente precarias", en algunos casos "casi de esclavitud", con desalojo de empleos estables por temporales y abaratamiento al mínimo del coste del trabajo a costa de incrementar las jornadas y las horas extraordinarias y de forzar a los trabajadores a renunciar a sus derechos con el consecuente fraude empresarial en las cotizaciones a la seguridad social. "Todo ello, --ha añadido--, con la connivencia del Gobierno, que facilita la situación que se está dando con una dejadez manifiesta de la vigilancia y los controles por parte de la inspección de trabajo".

    Carbonero ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los empresarios "para que dejen la cicatería", y ha aseverado que "Andalucía tendrá potencial turístico si hay calidad en los servicios que presta a los visitantes y la precarización laboral implica una pérdida de profesionalidad y calidad que solo beneficia a los empresarios".

    Por otra parte, ha lamentado las últimas declaraciones del presidente de la CEOE, Juan Rossell, en las que ha asegurado que hay "un millón de amas de casa apuntados al paro para intentar cobrar algún subsidio". "Es una gran irresponsabilidad e indecendencia que diga las cosas que dice sobre las personas que no tienen empleo haciendo ironías de mal gusto y sugiriendo que las personas prefieren cobrar un pequeño subsidio a tener un empleo", ha criticado el dirigente sindical.

    El dirigente de CCOO ha insistido en que el presidente de los empresarios de España "dice demasiadas tonterías para estar al frente de una organización empresarial que debería tener grandes responsabilidades sociales en este momento, reinvirtiendo una parte de esos grandes beneficios que obtienen permanentemente a costa de la legislación que hace este país el PP y a costa del sacrificio de los trabajadores y las trabajadoras, y no pensar solo en aplicar medidas más propias de la esclavitud", ha apostillado.