19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 1 de noviembre de 2009

    UGT cree "inviable" que el Grupo SOS presente un ERE temporal, que afectaría al "50% de la plantilla"

    SEVILLA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato UGT cree "inviable" que el Grupo Sos presente un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afectaría al "50 por ciento de la plantilla", algo que le impide "ampliar su cuota de mercado".

    En declaraciones a Europa Press, fuentes de UGT Andalucía, manifestaron que en principio en Andalucía la empresa ha sugerido que las plantas de SOS dedicadas a la industria del aceite, como son la de Koipe, en Andújar (Jaén), y la de Carbonell, en Alcolea (Córdoba), realicen "paros por semanas completas", alternando así la apertura de ambas plantas durante un período de 12 meses en caso de llevarse a cabo dicho ERE, con lo que "los trabajadores estarían ocupados un total de seis meses al año".

    Asimismo, en sendas reuniones con los comités de empresa de las plantas de dichas empresas, la implantación de dicho ERE temporal se puso sobre la mesa "sólo como una posibilidad", por lo que las distintas plantas están a la espera de que la empresa les comunique su decisión al respecto.

    En cuanto a esta "posibilidad", UGT aseguró que "el ERE no es necesario porque la planta de Alcolea, por ejemplo, está haciendo horas extras para sacar adelante la producción", y es que según el sindicato, "el ERE está planteado desde el punto de vista financiero, para ahorrar costes, pero no desde el punto de vista empresarial".

    En este sentido, argumentó que "si la empresa pretende aumentar sus ventas, no puede hacer esto produciendo menos", algo que ocurriría si descendiera la plantilla con la introducción del Expediente de Regulación de Empleo.

    Por este motivo, UGT señaló que actuando así, la empresa busca "soluciones financieras, puesto que tiene una deuda de 1.200 millones de euros, pero no desde el punto de vista productivo".

    Así las cosas, el sindicato indicó que dependiento de la decisión de SOS en cuanto a implantar el ERE, barajarán la posibilidad de llevar a cabo movilizaciones.

    Por su parte, la compañía señaló que en un entorno de contracción de consumo en el corto plazo, sus fábricas y centros de trabajo muestran un exceso de capacidad y una sobrecarga en los costes de estructura, por lo que se "hace necesario" una reducción de costes buscando fórmulas que permitan la estabilidad de los negocios a largo plazo.

    De todas maneras, precisó el grupo alimentario, este ERE temporal "no implica pérdida de empleo y no conlleva ningún despido, sino que se trata de una racionalización del proceso productivo".