18 de octubre de 2019
9 de diciembre de 2009

UGT-A rechaza nuevas fórmulas de fusión de cajas que supongan "bancarización" de entidades y una "pérdida de naturaleza"

Cree que la negociación del acuerdo laboral en la fusión Unicaja-CajaSur será "difícil" y defiende "con uñas y dientes" el empleo

SEVILLA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, expresó su rechazo a la proliferación de nuevas fórmulas de fusión de cajas de ahorros, como las llamadas SIP, que, a su juicio, suponen una "bancarización" de las entidades de ahorro y una "pérdida de la naturaleza y origen social" de las cajas.

En declaraciones a Europa Press, Pastrana, que no quiso entrar en la necesidad de que "deban existir una gran caja o dos en Andalucía" sí consideró necesario un redimensionamiento y un mayor crecimiento de las entidades para "ser competitivas y evitar ser fagocitadas por el resto", puesto que "en estas circunstancias, las cajas necesitan fortalecer su capacidad de intervención en el mercado, porque hay una ofensiva tremenda por parte de la competencia foránea y es necesario fortalecerse, sea por la vía de una gran caja o de dos grandes cajas, como las entidades lo entiendan".

"Por ninguna razón, ninguna de las cajas andaluzas puede intentar mantener sus actuales dimensiones, por riesgo de ser fagocitadas por el resto", aseveró Pastrana, quien, no obstante, advirtió que de UGT-A "no va apoyar ningún proceso que desnaturalice a las entidades de ahorros".

En ese sentido, consideró que las nuevas fórmulas "corren el riesgo de que las cajas terminen siendo otras cuestiones y se inicie un proceso de bancarización y las cajas pierdan su sentido". "Las entidades andaluzas no pueden perder su naturaleza, su finalidad y origen social y su capacidad para intervenir en el desarrollo socioeconómico andaluz", aseveró el dirigente sindical.

"No queremos grandes cajas competitivas desnaturalizadas y al servicio de lo puramente privado, sino que queremos grandes cajas competitivas y al servicio de intereses socioeconómicos de Andalucía, pero sin perder de vista que el objetivo de la caja no es ganar mucho dinero para particulares sino ganar mucho dinero para inversiones a través de sus obras sociales", reiteró.

Asimismo, consideró que instituciones como el Instituto Andaluz a Finanzas, creado en 2002, podría ser "el instrumento idóneo para poner en marcha nuevas políticas de incentivos y apoyo a las empresas", de forma que a lo largo de la negociación del VII Acuerdo de Concertación Social han venido reclamando la importancia de este organismo "para poder dar cumplimento al Estatuto de Autonomía de la necesidad de reorganizar el sistema financiero andaluz".

PÉRDIDA DE EMPLEO TEMPORAL EN LA FUSIÓN UNICAJA-CAJASUR

Sobre el protocolo de fusión entre Unicaja y CajaSur, Pastrana precisó que ahora se deberá empezar la negociación del acuerdo laboral de ambas entidades, un proceso que auguró "difícil", ya que "partimos de una situación muy difícil en CajaSur y cuando una fusión se hace entre dos entidades, una de las cuales ha asumido niveles de riesgo y está en situación en la que está, el proceso de negociación del acuerdo laboral no va a ser nada fácil".

No obstante, defendió que el sindicato "planteará como máximo objetivo salvar el empleo", ya que "una entidad con un fin social no puede pasar sobre las necesidades de salvar el empleo de puntillas y habrá que ver sobre el plan de negocio dónde se puede actuar para que haya la menor pérdida de empleo; pues no tiene sentido que las cajas tengan una finalidad social y el mayor logro social que es el empleo se machaque".

Por ello, aseguró que el sindicato "peleará con uñas y dientes" para que "la solución a la difícil situación que atraviesa CajaSur no pase por pérdida de empleo sino que se actúe con la capacidad que tendrá la nueva entidad en otras áreas de actuación de forma que no sea el empleo el sacrificado; UGT va a rechaza tajantemente que la solución de la caja pase por la pérdida de empleo".

Reconoció que la condición 'sine que non' para iniciar la negociación del plan laboral de fusión y saber cómo va a quedar el empleo y en qué condiciones pasaba por la aprobación previa del plan de negocio de Boston Consulting, tras lo que, según explicó "ahora habrá que diseccionarlo en todos sus aspectos, sobre todo laboral para que no haya pérdida de puestos y en caso de que haya pérdida, sea temporal y se pueda recuperar con las nuevas vías de negocio que pongan en marcha la entidad fusionada" y abogó por el hecho de que "si hay pérdida que no sea traumática para los trabajadores afectados".

"La fusión en sí no tiene por qué conllevar la pérdida de empleo y el objetivo de UGT es que no se pierda empleo y se inicie un proceso de homogeneización de las condiciones de los trabajadores a través de la mesa laboral, unas condiciones que son muy dispares al haber tenido unidades de negocio totalmente distintas y circunstancias distintas", añadió el dirigente sindical.

Valoró la decisión tomada por el Banco de España y la mediación de la Junta, ya que "en una entidad subastada, la entidad que compra establece sus condiciones y nada tendríamos que decir los sindicatos".

"La mayoría del consejo de administración de CajaSur ha estado jugando a la retranca desde el primer momento en la negociación y no se ha destacado por facilitar la búsqueda de una salida a la situación", se lamentó Pastrana, quien consideró que "el Banco de España y la mediación de la Junta a lo largo de las últimas 48 horas ha sido muy importante, sobre todo a la hora de hacerles entender lo que significa la no fusión, la desaparición de CajaSur como la entendemos ahora y el paso a manos de terceros, donde el Cabildo no tendría ninguna posibilidad".