3 de marzo de 2021
1 de marzo de 2014

Valderas resta importancia a la "renovación a dedo" de Moreno en el PP-A porque "un nuevo rostro no es suficiente"

Valderas resta importancia a la "renovación a dedo" de Moreno en el PP-A porque "un nuevo rostro no es suficiente"
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ha restado importancia a la elección de Juan Manuel Moreno Bonilla como nuevo presidente del PP-A y ha censurado su "renovación a dedo" a cargo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Un nuevo rostro no es suficiente", ha advertido.

   En declaraciones a los medios antes del Consejo Político Federal de IU que se reúne este sábado en Madrid, Valderas ha dejado claro que "los hechos son los que marcan la vida y trayectoria de las personas" y por tanto Moreno Bonilla "cambiará poco la política del PP en Andalucía y en toda España.

   Según ha recordado, Moreno ha sido durante los dos últimos años secretario de Estado del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales. "Y miren cómo están las políticas de igualdad, destrozadas y por el suelo", ha censurado en lo que, a su juicio, no ofrecerá "esperanza ni ningún elemento que pueda ilusionar al conjunto de Andalucía".

   Valderas ha criticado que en el PP las renovaciones sean "urgidas" por el "dedo" de Mariano Rajoy acompañado por Javier Arenas. "Moreno Bonilla no va a ofrecer otras políticas. Puede ofrecer otro rostro, pero con un nuevo rostro no es suficiente", ha denunciado.

"PP-A NO SABE QUÉ QUIERE SER DE MAYOR"

   También el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha calificado como "tragedia" que el PP de Andalucía no tenga "voz autónoma" y se limite a "reproducir" los argumentarios que le llegan desde Madrid. "El dedazo de Rajoy con Bonilla es reflejo de que el PP de Andalucía todavía no sabe qué quiere ser de mayor", ha criticado.

   Además, ha coincidido en identificar a Juan Manuel Moreno como "rostro" de los recortes en políticas sociales y "responsable" de que España haya bajado en puestos de igualdad, los recortes en programas de dependencia y "cómplice" en la reforma del aborto presentada por el Ejecutivo. "Refleja el mensaje de la derecha más dura", ha apuntado.