20 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

Vecinos afectados por los hedores de Coria (Sevilla) celebran los arrestos pero siguen "esperando una solución"

Vecinos afectados por los hedores de Coria (Sevilla) celebran los arrestos pero siguen "esperando una solución"
Panorámica de Coria del Río con el Guadalquivir al fondo - EUROPA PRESS - ARCHIVO

CORIA DEL RÍO (SEVILLA), 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ante la detención de los dos administradores y el gerente de una gasolinera de Coria del Río (Sevilla) por un presunto delito contra el medio ambiente y los recursos naturales con afección grave a la salud de las personas, con relación con los episodios de hedor que desde hace años sufre la barriada Guadalquivir de dicha localidad, una de las vecinas afectadas ha celebrado que al fin haya sido localizado "un responsable" concreto de esta situación, pero ha avisado de que los vecinos siguen "esperando una posible solución" a los olores y los gases tóxicos.

En declaraciones a Europa Press, esta vecina llamada Rogelia ha celebrado el "paso" dado por las investigaciones promovidas en torno a estos episodios de fuertes olores que castigan a la ciudadanía de la barriada Guadalquivir. "Es el paso que estábamos esperando", ha dicho respecto a la identificación de alguien responsable del asunto.

Porque aunque en principio en las tuberías residuales de Coria fueron detectadas dos sustancias no cancerígenas pero sospechosas, en concreto fenol y dimetilacetamida, siendo barajadas diversas hipótesis como pozos negros o un supuesto foco de contaminación en un antiguo taller mecánico situado entre las calles Retuerta y Batán, en septiembre de 2018 la sociedad mancomunada Aljarafesa exponía que al menos entonces, todavía no se había "determinado exactamente el origen o el foco" ni se podía "precisar que el problema esté en el colector" de tal empresa o en las redes interiores de Coria.

EL INFORME FORENSE

En paralelo, pesa un informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Sevilla, que merced a muestras de sangre de ocho vecinos de la barriada Guadalquivir detectaba en las mismas "bajas concentraciones" de N-hexano, un disolvente orgánico con "acción tóxica".

Al respecto, esta vecina ha agradecido la investigación realizada por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a instancias de la Fiscalía y en el marco de una causa incoada por el Juzgado número tres de Coria, a raíz de la denuncia interpuesta por residentes de la barriada del Guadalquivir.

En la actuaciones realizadas se ha detectado, tras mediciones realizadas en el interior de varios domicilios de la citada barriada, la presencia de compuestos orgánicos volátiles (COV) derivados de hidrocarburos, así como Sulfato de Dimetilo, muy tóxico por inhalación. Los agentes detectaron igualmente, en las proximidades de la gasolinera, la presencia de un vertido de hidrocarburos.

"RIESGO" PARA LAS PERSONAS

Según los técnicos, como consecuencia de los escapes o vertidos contaminantes de hidrocarburos tipo gasolina, gasoil y aceites minerales, se ha producido un daño sustancial a la calidad del suelo en el entorno de la gasolinera. Dicha contaminación "ha dado lugar a un daño sustancial a la calidad de las aguas subterráneas y, por los flujos de descarga de los acuíferos y su cercanía al cauce, se produce una situación de grave perjuicio para el sistema natural del Estuario del Guadalquivir, así como se ha producido un riesgo importante de grave perjuicio a la salud de las personas".

Ante ello, y mientras la investigación no está cerrada, esta vecina de la barriada Guadalquivir ha preguntado retóricamente si los arrestados hasta ahora serán los únicos detenidos, avisando eso sí de que los vecinos de la zona siguen "a la espera de posibles soluciones" a los episodios de hedor, pues los olores "no se van ni con agua caliente" y los efectos de los gases tóxicos siguen causando "dolores de cabeza, garganta y musculares o taquicardias", entre otras dolencias, a los residentes de la barriada.

Y es que según avisa, "el 70 por ciento" de los habitantes la barriada, unos 4.000 según precisa, comparten la misma sintomatología. Así, ha apelado a las administraciones públicas, exponiendo que sería "ideal" que este punto de inflexión "diese pie a una solución al problema", reclamando "que todos los que tienen que ver en este asunto tomen cartas en serio y se pongan a trabajar", en lugar de "echar balones fuera".

Contador

Lo más leído en Andalucía