9 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

Vecinos se vuelcan en la marcha a pie entre Morón y Arahal para pedir un arreglo de la carretera A-8125

MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA), 18 May. (EUROPA PRESS) -

Centenares de vecinos se han volcado este domingo en la marcha a pie convocada por el colectivo ciudadano creado tras la reciente muerte de una niña de cinco años, vecina de Morón de la Frontera (Sevilla), en el último accidente mortal de tráfico ocurrido en la carretera que conecta este municipio con la localidad sevillana de Arahal, la carretera autonómica A-8125; para reclamar a las administraciones el acondicionamiento de la citada carretera.

Según ha informado a Europa Press el portavoz de la plataforma vecinal, Jorge Cruces, la marcha ha partido de la rotonda del Gallo, en Morón, donde un atleta que recientemente ha sufrido un ictus cerebral y con "un afán de superación increíble" ha colocado un crespón negro al gallo que preside dicha glorieta en honor a las víctimas accidentadas en la mencionada carretera, "un momento muy emocionante", ha apostillado.

Así, Cruces ha explicado que la marcha ha cruzado "prácticamente todo el pueblo" hasta llegar al "punto fatídico" donde murió la niña. Durante la movilización, se ha dispuesto un microbús 'escoba' para "aquellos que no pudieran continuar el ritmo de la marcha", que ha durado "un par de horas", recorriendo unos 15 kilómetros, para lo que "no se ha cortado el tráfico sino que sólo se ha ocupado un lado de la vía".

El representante de la plataforma se ha mostrado "muy satisfecho" con la organización de la marcha y ha resaltado la "buena acogida" de los vecinos, tanto mayores como jóvenes, así como ha destacado la buena colaboración de los diferentes efectivos de la Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil y Guardia Civil.

El accidente ocurrió el pasado 20 de abril, cuando dos turismos colisionaron en el punto kilométrico 11,5 de la carretera autonómica A-8125, que une Morón y Arahal, con el resultado de dos personas heridas y la muerte de esta pequeña de sólo cinco años de edad.

Tras el accidente, el alcalde de Morón de la Frontera, Juan Manuel Rodríguez (PSOE), y su homólogo de Arahal, Miguel Ángel Márquez (IU-CA), solicitaron a la Junta de Andalucía el arreglo de la carretera dado su "lamentable" estado de conservación y "la ausencia de suficientes garantías, en materia de seguridad vial, a la hora de circular por esta vía".

Según los alcaldes, antes de la crisis mediaba un proyecto de reacondicionamiento integral de la carretera, si bien "la actuación quedó congelada a cuenta de la asfixia económica de las administraciones". Para ellos, "es necesario recuperar esa idea y adaptarla a las actuales limitaciones presupuestarias, porque es urgente contar con una carretera segura y viable".