7 de abril de 2020
14 de septiembre de 2009

Diputación finalizará antes de 2010 el centro de recepción turística de la Cueva del Agua de Iznalloz

GRANADA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Granada prevé finalizar antes de que acabe el año el centro de recepción de turistas que impulsa en las entrañas de la Cueva del Agua, situada en el paraje natural del Sotillo de Iznalloz (Granada), donde se mostrarán los valores arqueológicos y biológicos de la cavidad, a la que podrán acceder los visitantes mediante lanzaderas de vehículos todoterreno.

Así, esta 'joya' de la naturaleza, 'escondida' bajo la tierra de Sierra Harana a 1.750 metros de altura, se prepara para volver abrir sus secretos y bellezas a los visitantes mediante el llamado Centro de Interpretación del Agua, en el que una gran bóveda de estalactitas que goteen agua recreará la magia de esta cavidad, según informó hoy en un comunicado la Diputación de Granada.

La idea de la institución provincial es habilitar lanzaderas de vehículos todoterreno en el paraje natural del Sotillo, de modo que se pueda trasladar a los turistas desde allí hasta la cueva, permitiéndoles disfrutar durante el trayecto de las más de 5.000 hectáreas de pino que conforman el paisaje.

Además, el área ofrece servicios de restauración y hostelería, de modo que se persigue "un proyecto turístico integral que aproveche todos los recursos del municipio y que actúe en sinergia con los de la comarca de los Montes Orientales", explicó hoy el alcalde de Iznalloz, Mariano Lorente, que ha cifrado en 2,5 millones de euros la inversión realizada por la Diputación de Granada, la Junta de Andalucía y la entidad local para adecuar la Cueva del Agua al turismo y completar su visita con la construcción del centro de interpretación.

El edificio, de una superficie aproximada de 500 metros cuadrados, tiene una estructura semi enterrada, lo que contribuye a "su perfecta integración con el medio, generando el menor impacto visual posible", destacó el vicepresidente cuarto del Área de Obras y Servicios de la Diputación de Granada, José Entrena Ávila, para quien este centro va a suponer un atractivo turístico potente y un motor de desarrollo para la comarca, que necesita "diversificar su economía".

Al objeto de mostrar los valores paisajísticos, estéticos, arqueológicos, espeleológicos y biológicos de la cueva, el centro ofrecerá un recorrido virtual por la misma a través de "paneles informativos y de nuevos sistemas tecnológicos que simularán el agua, la luz y la textura de la cavidad", afirmó el diputado, que también destacó que se habilitará una sala con medios informáticos para un uso más científico y técnico.

Uno de los elementos más atractivos del centro será su gran bóveda central, llamada alegoría de la Gran Caverna de la Cueva del Agua. Dicho espacio, que será una sala de espera y recepción de los turistas, es de gran envergadura. Con 12 metros de diámetro y nueve de altura y con un sistema de goteo de agua que caerá a una alberca desde las estalagmitas, tratará de recrear la experiencia de la cueva como formación milenaria y paciente de columnas, agujas y capiteles.

Por ello, se tata de un espacio que pretende incitar a la estancia relajada, escuchando el lento trabajo del agua y viendo el transcurrir de los rayos del sol por entre las rendijas de la piedra, que se curva hasta cerrar la bóveda.

RECORRIDO INFORMATIVO

El recorrido informativo se divide en cuatro partes diferenciadas. Traspasando una puerta de cristal, el visitante se encontrará de repente en un angosto pasadizo, que de forma esquemática, adelantará la sensación de entrar a la Cueva del Agua por el Pasadizo de las Columnas: un espacio oscuro y tortuoso que desciende hasta las entrañas de la tierra.

La ruta mostrará distintas imágenes diapositivas de la cavidad hasta llegar a una sala de video, donde se proyectará la historia de la Cueva, desde las épocas prehistóricas hasta la actualidad.

Se trata de un proyecto "muy ambicioso" que también implica numerosos cambios en la cavidad, de la que se habilitará para el turismo en torno al 10 por ciento de su superficie, según explicó Manuel González Ríos, el técnico espeleólogo de la Diputación de Granada responsable de la misma.

"La construcción de una entrada artificial de unos sesenta metros permitirá el acceso del visitante pero, al mismo tiempo, preservará el patrimonio biológico de la cavidad", explicó Ríos, quien aseguró que el proyecto es "tremendamente respetuoso con el medio ambiente".

La Cueva del Agua, cedida por el municipio de Iznalloz a la Diputación de Granada en la década de los setenta, destaca por su "espectacularidad", la riqueza de estalagmitas y estalactitas y la presencia de lagunetas de gran profundidad.