17 de octubre de 2019
2 de julio de 2014

Patronal y sindicatos rompen la negociación del convenio de hostelería y estudiarán movilizaciones

Patronal y sindicatos rompen la negociación del convenio de hostelería y estudiarán movilizaciones
EUROPA PRESS

MÁLAGA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT y la patronal de hostelería han roto las negociaciones después de la reunión mantenida este miércoles y en la que no ha habido acuerdo entre las partes, que no se han emplazado a otro encuentro próximo. Así, este viernes ambas centrales sindicales han convocado una asamblea con sus delegados para estudiar posibles movilizaciones durante este mes.

Las responsables de Hostelería y Turismo de CCOO y de UGT en Málaga, Lola Villalba y Mónica Palomo, respectivamente, han informado a Europa Press de que la negociación "se ha roto" por la negativa de los empresarios a ceder en cuestiones como la jornada laboral o el incremento salarial.

Sigue habiendo entre ambas partes una "diferencia abismal" en cuestiones como la desregulación de la jornada laboral pretendida por los empresarios. Sí se ha aceptado un descanso de dos jornadas, han apuntado.

Los empresarios, han precisado, "se han mostrado inamovibles en sus planteamientos de recortes sociales tales como la ampliación de la jornada a más de 40 horas semanales, lo que significaría un evidente aumento de las cargas y ritmos de trabajo así como una palpable pérdida de empleo que afectaría a posibles contrataciones de carácter fijo-discontinuo y temporales con la consiguiente repercusión negativa en la calidad del servicio".

Respecto al incremento salarial, CCOO y UGT plantean una subida en tres años --desde enero de 2014 hasta 2016-- del 4,5 por ciento, sin embargo, "quieren subir desde julio de este año un 0,75 por ciento, y no desde enero; el año que viene, de abril a abril, un 0,85 por ciento, y el último año un 0,95 por ciento".

Además, se quiere excluir del citado aumento salarial conceptos "tan esenciales" del convenio como la denominada Mejora de Transporte, lo que en términos económicos se traduciría en una subida "muy por debajo tan siquiera de lo establecido en los peores años de la crisis".

"Es un aumento mísero cuando es un sector que está en auge, todos los indicadores suben", ha manifestado Villalba, mientras que la representante de UGT ha lamentado que la patronal acudiera a estas negociaciones "con el decálogo del esclavo perfecto".

"IMPOSIBLE MÁS CARGA DE TRABAJO"

Ha criticado también que a los avances que se habían producido, los empresarios "le den la vuelta". A su juicio, "no es normal que la patronal mantenga la distribución de una jornada imposible, no se puede cargar más a los trabajadores".

Palomo ha apuntado que hace unos años en un hotel de cuatro estrellas trabajaban más de un centenar de personas y hoy "tira con entre 60 y 80, aumentando la carga para el resto"; además de criticar la catalogación que se quiere dar a las camareras de piso.

La responsable de hostelería de UGT ha incidido en que incrementar más la carga de trabajo supone mermar la calidad que se da a los turistas y, por tanto, la imagen del destino.

Aunque han confiado en un acuerdo de última hora que evite las movilizaciones y una posible huelga en agosto, de la que los sindicatos no quieren hablar porque confían en que la negociación se retome y se alcance una 'entente cordiale', será este viernes en una asamblea cuando se decidan las medidas a adoptar.