20 de octubre de 2019
15 de mayo de 2009

El MARM insiste en que la revisión de las concesiones de chiringuitos caducadas se hace "una por una"

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Las licencias para la explotación de chiringuitos que están caducadas y que requieren ser renovadas son analizadas "una por una", según explicaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, insistiendo así en la idea expuesta por la propia ministra Elena Espinosa, que ya anunció hace semanas que la situación de estos establecimientos se estudiaba caso por caso.

Las mismas fuentes explicaron que el Gobierno trabaja estrechamente con el sector y los ayuntamientos para la regulación de los chiringuitos de playa y recordaron que el Ministerio otorga a los consistorios las concesiones y éstos son los encargados de concedérselas a los empresarios.

Así, explicaron que cuando a un empresario se le caduca la licencia concesionaria puede solicitar una nueva; entonces, las administraciones analizan en qué condiciones está el establecimiento y si cumple o no los requisitos para renovarle la concesión. Además, Costas realiza posteriores inspecciones para comprobar que estos restaurantes de playa cumplen con lo estipulado en la concesión.

Según las fuentes consultadas, los casos que se analizan actualmente corresponden a negocios cuya licencia está caducada y demandan una nueva para la temporada. Del mismo modo, el año que viene, los empresarios cuyas concesiones caduquen ese año deberán cumplir este trámite y solicitar las nuevas.

Espinosa ha reiterado en varias ocasiones, entre ellas en el Congreso de los Diputados, que se estudiará una solución para cada caso, ya que no se puede "homogeneizar ni por playas ni por provincias". Así, confió en buscar "alternativas, dentro del marco legal, que hagan compatible la actividad económica con el respeto al medio ambiente y costero".

La titular de Medio Ambiente aseguró la pasada semana que las actuaciones para compatibilizar la aplicación de la Ley de Costas con el mantenimiento de la actividad de los chiringuitos en la región estaban muy avanzadas, especialmente, en Almería, donde la regularización "casi se ha resuelto"; mientras que en Huelva, Granada y, sobre todo --enfatizó-- Málaga, "está muy avanzada".

Por su parte, el consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta, Luciano Alonso, confiaba esta semana en que antes de que acabe este mes de mayo se encuentre una solución "casi definitiva" a la situación de todos los chiringuitos andaluces, puesto que, según recordó, "el verano está muy cerca". "Todo va en la buena dirección", destacó Alonso, tras lo que recordó que actualmente "se está estudiando una a una la situación de cada chiringuito", de forma que "aquellos que se pueden legalizar y pueden tener autorización se les está dando".